Google+ El Malpensante

Iceberg

¡Ah, los catalanes!; Una extraña coincidencia; Aforismos burocráticos

Ideas, apuntes, chismes, tendencias, habladurías

¡Ah, los catalanes!

Escena de La pantera imperial, obra del Teatre Lliure

Vuelve una vez más el Festival Iberoamericano de Teatro a Bogotá y una vez más nos aprestamos a ver obras cuya radicalidad o extrañeza no deberían ser óbice para que el público se abstenga de asistir. Al menos en esta redacción, nos da curiosidad saber qué diablos hizo el Teatre Lliure con 2666, la monumental novela de Roberto Bolaño. Hace poco menos de tres lustros, esa misma compañía estrenó La pantera imperial (obra también invitada al Festival), un fascinante montaje sobre Johann Sebastian Bach, y las dificultades de aquella pieza no eran menores a las que plantea la adaptación escénica de un tocho de 1.200 páginas. Sea como sea, ese espectáculo y los ocho restantes que trae el invitado de honor pueden darnos una buena idea de lo que actualmente pasa en las artes pero también en la política de Cataluña y las islas Baleares.

Basta apuntar los ojos y los oídos hacia allá para hacerse una idea de lo que está pasando. Pero en registros distintos, porque lo que se puede leer en avisos y señales y lo que se escucha de boca de los catalanes parece pertenecer a mundos distintos.

Crispación y revancha: si hubiera que definir los sentimientos prevalecientes en esos dos lugares éstos serían los más notorios. Salta de bulto que para la Generalitat ser parte de España es un constante motivo de cabreo. ¿Una exageración? Para nada. La Generalitat lleva por lo menos 25 años luchando a brazo partido para someter a los catalanes, tratando de persuadirlos para que sean catalanes, pero los catalanes, gente asilvestrada e insumisa, no atienden la sabia voz de los padres de la patria. En consecuencia, ya que no puede obligarlos a escindirse ahora mismo de la península, se ha decantado por todas las variantes del ridículo como su particular forma de venganza.

La principal triquiñuela de la Generalitat es que ha decidido imponer una artificial hegemonía del idioma catalán. Con la inestimable ayuda del presupuesto público –ya se sabe: salvar a la patria cuesta una pasta– se han dedicado a ...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

El Malpensante

Marzo de 2010
Edición No.106

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones