Google+ El Malpensante

Columna

Del terrorismo al conflicto interno

¿Qué diferencia implica para el país elegir uno de estos dos términos?

© Corey Ochachka • Design Pics • Corbis
 

La cosa comenzó en forma inocente. En Colombia hay muchas formas o fuentes de violencia, y había que precisar quiénes tendrían derecho a recibir los beneficios de una Ley de Víctimas. Pues alguien con sentido común propuso estipular que se trataba de las víctimas del conflicto armado, porque si no el Estado tendría que indemnizar a las víctimas de todos los delitos.

Pero tamaña simpleza despertó las iras del ex presidente Uribe y del medio país que lo acompaña. Durante ocho años habíamos vivido bajo el dogma de que aquí no existe “conflicto interno”, sino unos terroristas empeñados en destruir la patria. Esta tesis era la base misma de la Seguridad Democrática, y por eso cuando el presidente Santos dijo alegremente que “hace rato tenemos un conflicto armado” se estaba postulando como jefe del antiuribismo.

El uribismo en realidad no es una doctrina sino un estado de ánimo o, más exactamente, un odio. Por eso el llamar “terroristas” a las Farc es ante todo un insulto, una manera de expresar el odio visceral, la rabia que Uribe y la opinión sienten por las atrocidades de una guerrilla que ha cometido tantos crímenes. Pero el insulto como tal no sirve más que para eso –para expresar la ira–, y a estos efectos igual sirve y ha servido tildarlos de “bandidos”, “facinerosos”, “apátridas” o hasta “animales”.

A diferencia de los demás insultos, sin embargo, la palabra “terrorismo” tiene un significado político y jurídico internacional:

1. En términos políticos y desde el 11 de septiembre, “terrorista” significa enemigo violento de Estados Unidos y de la democracia, fanatismo infundado que amenaza a la civilización. Al subirse a este tren contra las Farc, el uribismo buscaba convertirlas en enemigas del mundo y subrayar que Colombia es otra democracia victimizada. Lo logró.

2. En términos jurídicos, el terrorismo ha sido objeto de nada menos que dieciséis instrumentos internacionales, empezando por su definición desde el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas como “cualquier acto destinado a matar o lesionar cuando su propó...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Hernando Gómez Buendía

Columnista de El Malpensante. Es también director de la revista digital www.razonpublica.com.

Junio de 2011
Edición No.120

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones