Google+ El Malpensante

Coda

De honor y de igualdad

El tratamientoque ha recibido el ex director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, tras ser acusado de abuso sexual por parte de una joven inmigrante, abre algunas preguntas acerca de la igualdad ante la justicia.

© Martin H. Simon • Corbis

 

Apenas unas horas después de que Dominique Strauss-Kahn fuera arrestado en el aeropuerto de Nueva York, Jean Daniel, el legendario periodista francés, publicó un artículo indignado por el trato que las autoridades daban al político. Se trataba a su juicio de un circo grotesco e infamante, un acto de barbarie para el disfrute de los morbosos, una ejecución pública para la satisfacción de la glotonería mediática más primitiva. Un hombre condenado por las cámaras sin derecho a defenderse. Un hombre linchado públicamente y tatuado para siempre con la marca de esa humillación. Aun probándose la culpabilidad del director del Fondo Monetario Internacional, no se justificaría el abuso de origen: los procedimientos son sagrados y su violación pública y ostentosa es una afrenta. Tal vez, concluía Jean Daniel, pertenecemos a dos civilizaciones distintas. Bernard-Henri Lévy siguió esa pista: nada justifica que un hombre sea lanzado a los perros. El afamado intelectual advertía de su vieja amistad con el hombre que hace unas semanas parecía caminar confiadamente hacia la Presidencia de Francia. “Lo conozco desde hace más de veinte años y nada en él corresponde a la imagen del cavernícola que asalta con violencia a una camarera”. Pero el filósofo va más allá: le resulta indignante que a su amigo lo traten como si fuera un cualquiera. Así lo dice: se le ha querido someter a la justicia como a cualquier otro. Y a su amigo, el precandidato socialista y dirigente de un poderoso organismo internacional, no se le puede dar ese trato: era la esperanza política de la izquierda, el hombre que evitó la catástrofe económica en el mundo. ¡Tratarlo como a un cualquiera!

Dos argumentos se mezclan en estas reacciones de indignación. Por una parte, la denuncia de la deshonra como práctica cotidiana de los medios: exhibir a un acusado como si fuera indudablemente culpable de los crímenes de los que se le acusan. Se trata de una entendible defensa del honor, un alegato a favor de los rigores del procedimiento penal.

Nadie puede gozar con la humillación del otro. No podemos convertir en entretenimiento la deshonra de un ser humano. El poderoso director del Fo...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Jesús Silva-Herzog Márquez

Columnista del diario Reforma, director del programa Entre tres de TV Azteca y profesor del Itam.

Junio de 2011
Edición No.120

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones