Google+ El Malpensante

Artículo

Papa y el dramaturgo

Un encuentro olímpico entre Ernest Hemingway y Tennessee Williams

Traducción de Juan Carlos Garay

Pese a que sus respectivas carreras hicieron eclosión con menos de veinte años de diferencia, el novelista y el dramaturgo nunca se habían conocido hasta que Kenneth Tynan los presentó en La Habana. Eran los inciertos tiempos del comienzo de la revolución. Quedó esta instantánea.

Existía un pasatiempo literario bastante popular llamado “conversaciones imaginarias”. Consistia en reunir imaginariamente a grandes hombres o mujeres que en realidad nunca se conocieron, e improvisar un diálogo acorde con la situación. Mientras más dispar fuera el par, mucho mejor. Por ejemplo, ¿qué le hubiera dicho san Francisco de Asís al marqués de Sade? ¿Y qué hubiera recogido una mosca en la pared de una charla entre Noel Coward y Lenin?

Yo suelo jugar el juego en mi mente, y uno de los pares con que jugaba es el de Ernest Hemingway y Tennessee Williams. ¿Cómo reaccionaría el gran extrovertido ante el gran introvertido, el cazador de grandes mamíferos ante la planta de invernadero, el símbolo de la virilidad ante el estudiante de la desviación? Pero nunca llegué muy lejos con esa confrontación y usualmente pasaba a algo más fácil, como Casey Stengel y Safo. Sin embargo, masticaba la idea persistentemente hasta aquel día de primavera cuando tuve la oportunidad de convertir mi fantasía abortada en hecho cumplido.

La fecha era abril de 1959 y el lugar La Habana. Había llegado a Cuba para escribir un artículo de turismo y, con suerte, entrevistar a Fidel Castro, quien llevaba menos de cuatro meses en el poder. El rompimiento con Washington todavía era algo lejano: los lectores más jóvenes podrán no creerme, pero hubo un período en el que no se pensaba que aprobar el régimen de Castro fuera antiamericano. Fue antes de que él empezara a nacionalizar los negocios de propiedad de los inversionistas estadounidenses.

La ciudad estallaba en un fervor libertario; se sentía en medio de una revolución genuina, de una revolución "hágala usted mismo". Aunque los burdeles y los cines obscenos fueron cerrados, me las arreglé para entrar a una función privada, organizada por un escritor americano que conozco, de un genuino filme erótico casero. Lo secreto de la reunión me aterró. Tuvimos que postrarnos en el suelo de un prostíbulo abandonado mientras la película era proyectada en la pared a una distancia de menos de un metro, produciendo un cuadro del tamaño de una tarjeta de crédito. Mostraba a un adolescente intentando desastrosamente hacerle el amor a una hembra corpulenta y maternal. La estrella masculina, que también era el director y el proyeccionista, se disculpó por su insuficiencia diciendo que era su primera película y no estaba acostumbrado al calor de las luces. Pregunt&oa...

Página 1 de 4

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Kenneth Tynan

(Birmingham, 1927 - California, 1980) Crítico, productor y agente literario, fue el más reputado comentarista de teatro durante los años cincuenta, y creó un estilo personalísimo para los comentarios y los perfiles de personajes del medio.

Junio de 2015
Edición No.164

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones