Google+ El Malpensante

Columna

¿Jubilación anticipada?

En medio de las muchas voces que predicen un trágico panorama para el libro y su industria, ¿qué les espera a los editores?

©Dimitri Iundt • Tempsport • Corbis

 

Hace poco me pidieron que escribiera un texto largo sobre un asunto relacionado con la industria editorial, para una revista académica de la universidad donde trabajo. El encargo me agradó porque es una publicación realmente buena, y con un diseño muy elegante, pero además ni modo, estaba obligada: puesto que trabajo en un postgrado en edición, se supone que algo tengo que saber sobre el tema. De todas formas me di ochocientas vueltas y a ratos pensé que no sería capaz, primero porque yo no sé escribir en académico, yo solo escribo en común y corriente, y segundo porque ya estoy modulada para producir 3.500 caracteres, que es una columna de diario, o bien 7.000 caracteres, que es más o menos lo que escribo mensualmente aquí, pero no acostumbro a tender sábanas de 18.000 caracteres, y menos si tengo la sospecha de que ni mi abuelita los va a leer. Finalmente, cuando ya se hizo evidente que no tengo poderes telequinésicos y que el computador no iba a hacer el trabajo solo (y con lo caro que es, debiera), logré llenar un montón de páginas sin hacer demasiados chistes malos y pergeñando incluso unas muy doctas notas al pie, que lamentablemente eran lo mejor del texto, cuando se supone que debe ser al revés.

Lo interesante, o patético, o normal, es que terminé dejando fuera el tema que iba a ser el hilo conductor de mi larga sábana sobre la evolución del oficio editorial. Fue inconsciente pero ahora veo la razón: me mimeticé con el entorno y no me pareció elegante hablar de mutaciones, negocio, digital, mercado; queda mejor, más “fino”, hablar del pasado, de Feltrinelli, de Einaudi, de Max Perkins, de Jérôme Lindon, tan lindo. Pero lo cierto es que, si bien hacer memoria y respetar a nuestros mayores es bueno y necesario, no podemos quedarnos en nuestra mullida burbuja de papel, hablando de su olor irreemplazable y sintiéndonos superiores por eso; tenemos que hablar, pues, de cosas desagradables. O más bien interesantes, patéticas, normales.

Por ejemplo esta. Una de las consecuencias tediosas del proceso de cambio brutal y apanicado que hoy vive el oficio y la industria es la inevitable proliferación de los gurúes del libro. Están...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Andrea Palet

Dirige el Magíster en Edición de la Universidad Diego Portales. Tiene una editorial que se llama Libros del Laurel

Febrero de 2012
Edición No.127

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes