Google+ El Malpensante

Ciencia y tecnología

Seguir a otro en la era del Twitter

Traducción de Andrea Garcés

¿Qué significa seguir y ser seguido? ¿La igualdad formal que se supone nos otorgan las redes sociales no es en realidad una forma de esconder y disipar las caras visibles del poder?

© A. Huber | U. Starke | Corbis

 

Esperando a Godot  de Samuel Beckett, se ha convertido en una alegoría perfecta de nuestro mundo globalizado. Siempre vigilantes, esperamos que en algún momento del día o la noche ocurra algo excepcional, y la absurda fascinación que sentimos por esa posibilidad sin forma nos mantiene amarrados a las redes sociales con la fuerza del apego que Freud llamó “catexis”. Según nuestra intuición, el acontecimiento se manifestará por medio de un correo electrónico, un mensaje de texto o un tuit cuyo contenido podría ser algo nunca antes escuchado, algo radicalmente nuevo capaz de cambiarnos la vida.

Sin embargo, por lo general solo nos llegan descuentos semanales del 10% en ropa de una tienda famosa, o el nuevo estado de algún amigo expresando su terrible aburrimiento. Las tecnologías de comunicación contemporáneas tienen mucho más que ver con posibilidades puras que con lo que realmente transmiten; por eso no nos asombra la brecha entre lo que podría ser comunicado y lo que efectivamente se comunica. Y como hasta los mensajes más insignificantes son recibidos con expectativas altísimas, resulta difícil ignorarlos por completo. En cambio, dejan una impronta muy poderosa en nuestro inconsciente ya rebosante de detritos digitales y restos de objetos de alta tecnología.

Gracias a que combinan vagas expectativas y una inversión psíquica excesiva, los nuevos medios adquieren connotaciones casi mesiánicas. Los libros del género “tuitear la revolución”, que se escribieron a toda prisa y se multiplicaron tras los eventos de la Primavera Árabe, testifican esta –quizá necesaria– sobrestimación. Pero, ¿cuáles son las consecuencias sociales y políticas más concretas de Twitter, Facebook, etc.? ¿Cómo están cambiando frente a nuestros ojos, por ejemplo, relaciones de poder tan básicas como liderar y seguir?

En todas partes se escucha “¡Síganos en [escriba aquí el nombre de su red social favorita]!”. (Francia, donde se prohibió este tipo de recordatorios por parte de las aerolíneas, es una excepción notable.) Este llamado implica, por supuesto, que quien no lo obedezca estará por fuera del círculo de informaci&o...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Michael Marder

Filósofo y profesor de la Universidad de país Vasco. Escribe sobre fenomenología, filosofía política y temas ambientales. Este mes, Columbia University Press publicará su libro Energy Dreams: of Actuality

Junio de 2012
Edición No.131

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores