Google+ El Malpensante

Portafolio gráfico

André Carrilho

Lujos de un retratista

El ilustrador portugués más reconocido y premiado en la actualidad ha dedicado buena parte de su trabajo a la caricatura política y el retrato. Esta muestra de su versátil obra reúne, entre otros personajes, a António Lobo Antunes, José Saramago, Jimi Hendrix, Rimbaud, Beyoncé y Lady Gaga.

Un kamasutra para obesos fue uno de las pocos trabajos que André Carrilho alcanzó a presentar en la Academia de Bellas Artes de Lisboa, antes de abandonar los estudios para siempre. En ese punto, ya sabía que importaba más armar un buen portafolio que conseguir un título, y tenía claro que su carrera como ilustrador había comenzado años atrás, lejos de Europa.

A principios de los noventa, Carrilho había pasado varios años de su adolescencia en medio del raro paisaje de Macao, antigua colonia portuguesa en territorio chino. Sus primeros dibujos de esa época tendrían la influencia de las acuarelas y la caligrafía oriental. “Creo que mi gusto por la tipografía y los contrastes de blanco y negro vienen de ahí; sin embargo temáticamente no suelo mirar hacia Oriente”, afirmó en una entrevista para Hoje Macau.



Carrilho llegó a la isla a los 16 años y ese verano tuvo su primer trabajo como aprendiz en el taller de arquitectura de sus tíos. Junto a ellos comenzó a enfrentar retos creativos, a trabajar perspectivas y a cuidar los detalles. Meses después, se cruzó con un par de amigos del colegio entregados a la tarea –incomprensible para él en ese momento– de armar un portafolio de caricaturas para presentarlo a la redacción del Comércio de Macau. “¿Eso se puede hacer?”, preguntó a Gonçalo Viana y a João Lam, hoy también reconocidos ilustradores. Comenzaron a intercambiar ideas y dibujos, y al poco tiempo él tenía su propio portafolio que presentó al recién fundado Ponto Final. En ese periódico, a los 17 años, comenzó una carrera prolífica que ha incluido colaboraciones con Diário de Notícias, The New Yorker, el suplemento Sunday de The Independent, Vanity Fair, NZZ y New York Magazine, entre muchas otras publicaciones.

A lo largo de 23 años, su trabajo ha sido expuesto en muestras individuales y colectivas en galerías de Portugal y España, y ha obtenido reconocimientos internacionales en la áreas de ilustración, diseño y animación. Entre estos se destacan el Gold Award of the Society for News Design, en 2002, y el premio a la excelencia de un por...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

André Carrilho

En 2002 ganó el Gold Award de la Society for News Design. Miembro fundador del proyecto editorial animado Spam Cartoon.

Abril de 2013
Edición No.140

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores