Google+ El Malpensante

Economía

Los peligros de la petrocracia

Patricia Torres

Mientras Chávez continua fortaleciendo su "socialismo del petróleo", la autora ve en PDVSA un oanorama bien distinto del que pinta el gobierno: aunque se quiere beneficiar a los más pobres, el despilfarro es gigantesco.

 

 

© Joao Luiz Bulcao • Corbis

I

¿Quién es el dueño del petróleo del mundo?Uno podría asumir que el petróleo está en manosde las grandes petroleras privadas, como Exxon Mobil. Pero, de hecho, 77 por ciento de las reservas de crudo del mundo están en manos de petroleras estatales, que no tienen participación privada, y hay trece petroleras estatales que tienen más reservas que ExxonMobil, la multinacional petrolera más grande del mundo. La percepción popular en Estados Unidos es que si los líderes de los países petroleros nacionalizan su petróleo, lo hacen para oponerse a la tendencia global hacia la privatización. Pero en realidad la tendencia dominante es la nacionalización. Y es probable que el porcentaje de crudo que controlan las compañías estatales siga creciendo, principalmente debido a la demografía del petróleo. Los depósitos de los países ricos –aquellos que explotaron primero su petróleo y por lo general tenían sobre todo petróleo privado– se han ido vaciando, mientras que se han encontrado múltiples depósitos en países en vías de desarrollo, donde el petróleo tiende a pertenecer al Estado.

La nacionalización también es una tendencia política en algunas regiones, principalmente en América Latina, donde los presidentes populistas de Bolivia y Ecuador la han incorporaron a su discurso. Desde luego, ellos siguen el liderazgo de Hugo Chávez. Chávez ha forzado a los productores privados a aceptar que el Estado controle sus operaciones; y cuando no lo aceptan, como en el caso de ExxonMobil y ConocoPhillips, sencillamente nacionaliza su participación. Chávez también ha logrado ejercer control sobre la petrolera estatal de Venezuela, que antes de él operaba de una manera muy similar a una empresa privada, orientada a producir utilidades.

Chávez es un profeta en busca de discípulos. Quiere presentar a Venezuela como una potencia mundial mucho más moral y unir a América Latina y a los países pobres de todas partes en una alianza socialista. Se ha inventado un nuevo tipo de socialismo, que llama “socialismo bolivariano” en honor de Simón Bolívar, el héroe de la Independencia: un poco de Ma...

Página 1 de 6

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Tina Rosenberg

Ganó el premio Pulitzer en 1996. Este artículo fue publicado el 4 de noviembre de 2007 en The New York Times Magazine, donde Rosenberg colabora regularmente.

Diciembre de 2007
Edición No.83

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores