Google+ El Malpensante

Artículo

Una genealogía revolucionaria

Fotografía de Alejandra Quintero

"La Historia" de Martín Caparrós hace parte de esos esfuerzos peculiares al estilo de Perec, Cortázar o Faulkner: una obra monumental que documenta el entramado de su propia ficción con ánimo enciclopedista.  Más de diez años le tomó a este lector entrar en las páginas de un libro postergado. Casi el mismo tiempo que tardó el autor en escribirlo.

Martín Caparrós, fotografiado en Bogotá en 2014

Aunque La Historia se publicó hace quince años, mi lectura llega solo once años tarde: fue en 2004 cuando Martín Caparrós, cuya obra yo acababa de descubrir, me dedicó en Buenos Aires la novela con unas palabras que ya entonces eran extrañas (“Para J. / J., que tomó un compromiso incumplible”). Solo habían pasado cinco años desde la edición en tapa dura de aquel volumen de casi mil páginas, cuatro de la edición en rústica, pero el escritor que les había dedicado diez años de su vida, toda la década de los noventa, y había contado para ello con la ayuda de una Beca Guggenheim, ya era consciente de que su opera magna no estaba siendo leída. Mi promesa, por supuesto, fue que la leería. Desde entonces él ha repetido cientos de veces que nadie ha leído su libro más importante. Por eso yo, un poco ya harto de la cancioncita y de darme por aludido, le he dedicado los dos últimos meses de mi vida. Ha valido mucho la pena.

Me he encontrado con la Ciudad y las Tierras, una de las grandes civilizaciones prehispánicas, como la azteca o la inca, que supuestamente prosperó en los Valles Calchaquíes, en el noroeste de Argentina. El narrador principal de ese mundo es Óscar, que asiste a los últimos momentos de la vida de su padre y se enfrenta, por tanto, al momento más importante de su propia vida: tras el fallecimiento, según dicta la tradición, deberá decidir cómo será el tiempo de su reinado, qué concepto de lo temporal regirá la vida de sus súbditos. Gracias a su relato alucinante, que él dicta a modo de testamento y transcribe para nosotros Jushila, su preceptor, su criado, un muchacho español que fue capturado durante la infancia y ha aprendido a la perfección el idioma de esos extraños salvajes (que, entre otros logros técnicos, han conquistado la energía del gas), y que leemos en realidad traducido del francés, porque la historia ha tenido que atravesar varias capas de traducción y de erudición para llegar hasta nosotros, accedemos a un universo complejo, a varias generaciones de gobernantes, a la arquitectura de la Casa, a las relaciones del pueblo con sus enemigos, a ese proceso histórico qu...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Jorge Carrión

(Tarragona, 1976). Es autor de "Ene" y "Los huérfanos". Dicta clases de literatura contemporánea en la Universidad de Pompeu Fabra de Barcelona.

Agosto 2015
Edición No.166

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones