Google+ El Malpensante

Iceberg

Una lección molesta

.

La realidad siempre ha sido un problema para la filosofía. Hay un viejo chisme sobre Hegel que ilustra este problema, según el cual el idealista alemán contestó ante las objeciones de algún despistado que señalaba el desajuste entre las especulaciones hegelianas y la realidad: “Tanto peor para la realidad”. La filosofía política ha sido una de las áreas de la filosofía que ha recibido los peores golpes de parte de los hechos. El caso más notorio son las utopías: cualquier sociedad que haya intentado seriamente construir una ha terminado en un desastre de proporciones milenarias.

Ahora que Fidel Castro ha muerto, ¿qué puede decir la filosofía política? Comencemos con el marxismo. Marx presentó parcialmente su idea comunista como una manera –quizá la única o la mejor– de emancipar a los seres humanos que en las sociedades capitalistas solo pueden aspirar a llevar vidas repetitivas en un puesto de trabajo para poder comer. Marx también sostuvo la idea de que al evaluar una teoría, y en particular una teoría política, más importante que detenerse en sus tesis y argumentos era considerar la forma en que cambiaba la realidad. Por ejemplo, los liberales más radicales se la pasan tratando de convencernos de que los males de las sociedades liberales (por ejemplo, unos niveles intolerables de desigualdad y miseria) son apenas contingentes y no hacen parte del proyecto liberal. Cuando criticó la sociedad burguesa, Marx no se cansó de insistir en que esos males eran precisamente lo que implicaba la realización práctica de las ideas liberales. Si siguiéramos el principio marxista de compromiso entre la teoría y la práctica, creo que sería fácil concluir que el comunismo implica una drástica restricción de las libertades civiles. Sin embargo, en un predecible juego de espejos, los teóricos marxistas llevan buena parte del siglo XX y lo que va del XXI argumentando que lo que se dio en la URSS, China, Camboya, Corea del Norte y Cuba no fue realmente el comunismo, sino contingencias propias de las fases previas a la plena realización de la sociedad comunista. A estas alturas es tan difícil aceptar esto como lo es aceptar la excusa liberal de que los niños que mueren de hambre, mientras los padres de otros nadan en dinero, no pertenecen al diseño político liberal. 

Ahora vamos del lado liberal. Las críticas al régimen de Castro son las de siempre en estos casos: la queja fundamental por la tiranía, por la sup...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Pablo Arango

Es profesor de filosofía en la Universidad de Caldas. Ha publicado los libros 'De la belleza y otros caprichos de conservador' (Universidad de Caldas, 2006) y 'Grandes borrachos colombianos. Vol .1' (Editorial Libros Malpensante, 2016)

Diciembre 2016
Edición No.181

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones