Google+ El Malpensante

Reseñas

Razzia Literaria por América Latina

Liturgia de la extinción

.

 

Botella papel - Ramón Cote Baraibar

Bogotá: Norma, 1999. 83 p.

 

Bogotá es una ciudad de espacios fragmentados en los que conviven al mismo tiempo la opulencia y la miseria, la exclusividad y el marginamiento, el lujo y la sordidez. Ciudad del saqueo y el desarraigo para los que llegan; ciudad con partida de defunción para los que aquí nacieron y contemplan cómo los signos del pasado se desvanecen en medio del caos, las desventuras del progreso moral y el ansia mercantil.

A esa atmósfera de vieja casa en demolición, de duelo por las cosas y los oficios que desaparecen, se aferra la memoria de Ramón Cote que, entre fulgores y ausencias, rescata del olvido lo que ya el tiempo y la mano destructora del hombre vuelven irreversible.  “(... ) Los nuevos propietarios se apresuran a levantar,/ como una lápida intrusa, la valla que anuncia la/ empresa encargada de la demolición y el torpe dibujo a/ colores del próximo edificio./ Ya nada es reconocible en esta desnudez, en este/ territorio de lo irrecuperable. Ésta es la posesión más saqueada, la princesa impotente sepultada entre las zarzas” (“Demoliciones”).

Catálogo de las extinciones, liturgia de las presencias desapercibidas, por el libro de Cote Baraibar desfilan todos aquellos habitantes, objetos y lugares que alguna vez les dieron sentido a la ciudad, a sus calles y barrios tocados por la lluvia y el relámpago: carboneros, afiladores, zapateros; bicicletas de carnicería, taxis, casas de electricidad, etc. Todo con la opacidad y el milagro de lo que se desvanece; con el encanto y la vigencia de lo que perdura en la memoria y el sueño y que responde a la certidumbre anterior que se enuncia en uno de los versos de “Oración por el hidrante”: “solamente lo mínimo nos salva. / Por eso merece la permanencia”.

Quien reconstruye la imagen de su ciudad que desaparece, canta la propia muerte de su infancia. En ello radica la especial fuerza de destierro, de pérdida del paraíso, que revelan estos poemas. Y allí la paradoja de este despojo: el conjuro de los niños derrota al tiempo, inaugura la visión que se alza a lo imposible, el instante que se arrebata a la nada: “(...) S...

Página 1 de 3

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Guillermo Martínez

Su última novela, publicada este año, se titula 'Yo también tuve una novia bisexual'.

Septiembre 2000
Edición No.24

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores