Google+ El Malpensante

Iceberg

El último viaje de Úrsula Kroeber Le Guin

Un texto de Lina Alonso y Daniel Castiblanco.

El pasado 22 de enero, a sus 88 años, murió la escritora estadounidense Ursula Kroeber Le Guin, alma prolífica de la literatura y la mujer que más aportó al género de la ciencia ficción (ahora en desuso). Dejando de lado la exactitud de las ciencias duras y apoyándose firmemente en las sociales, Le Guin construyó un nuevo género depurado de las insípidas space operas, los folletines pulp y las divagaciones fantasiosas para adolescentes que caracterizaban a la ciencia ficción de entonces. Ese estilo particular, que busca entender (o desentrañar, al menos) nuestra especie en todas sus aristas, a partir de astronaves supralumínicas, viajes interestelares o civilizaciones extraterrestres –temas que, en esa ápoca, se vendían como pan caliente–, ha sido catalogado como “ciencia ficción social”.

También fue una cara visible del feminismo y colaboradora de Playboy (¿quién dijo que no se puede ser ambas?). En esa revista para adultos publicó por entregas su novela Nine Lives (1968), un canto a la diferencia como forma de vida, bajo un seudónimo que ocultaba su identidad femenina. (Es bien conocida la historia de una nota en la que “explicaba” su seudónimo: “Las historias de U. K. Le Guin no son escritas por U. K. Le Guin, pero sí por una persona del mismo nombre”.) Así enseñó a sus lectores a fantasear, con las dificultades que implicaba hablar sobre anarquía, ecologismo o identidad de género en plena guerra fría, y construyendo puentes entre esos temas y la apocada educación emocional del mundo en las décadas previas a la liberación sexual; todo esto, a pesar del miedo del editor de Playboy de que los lectores se sintieran “nerviosos” por las historias sobre bisexualidad y clonación ideadas por una mente femenina.

Se fue, sin duda, una de las grandes plumas del siglo xx, cuyas descabelladas elucubraciones, como las de otros tantos, empiezan a convertirse en aterradores vaticinios. A quienes no la conocen, les recomendamos las novelas La mano izquierda de la oscuridad, el ciclo de Terramar, o la corta pero tremenda Un día antes de la revolución. Y a los niños, El viaje de Salomón. No dejen de leerla.

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Lina Alonso

Hace parte del equipo editorial de El Malpensante. Ha colaborado con Vice, Razón Pública y El Espectador.

Febrero de 2018
Edición No.193

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores