Google+ El Malpensante

Perfil

Rara Avis

Breve perfil de Ben Fountain, autor del cuento Aves casi extintas de la cordillera central

© Fred Tanneau. Image Forum

Ben Fountain es un ave rara. Nacido en 1958 en Chapel Hill, Carolina del Norte, empezó su vida de adulto como un abogado infeliz, casado con Sharon, otra abogada de vocación menos problemática. En 1988, cumplidos los treinta años y ya con un hijo a bordo, Ben le propuso a su mujer algo relativamente inusitado: él se encargaría del crío la mayor parte del día, haría las compras y lidiaría con la lavandería, solo que en el resto del tiempo sería un amo de casa dedicado a escribir literatura, mientras que ella se seguía ganando el sustento de la familia haciendo minutas y resolviendo enredos laborales. Nada de ello se basaba en la ilusión de la fama –los manuscritos rechazados que Ben acumuló a lo largo de los años lo habían curado de ese espanto–, sino en una obsesión que, a la manera de los grandes felinos africanos, requería de alimento constante.

Corte a 2006: Ben ya tiene un buen número de premios en su haber, ganados por otros tantos cuentos publicados en revistas selectas de baja o mediana circulación (el New Yorker se perdió de esta fiesta), y saca su primer libro: Brief Encounters with Che Guevara [Breves encuentros con el Che Guevara]. Se trata de una colección de ocho cuentos que abre con el que traducimos en estas páginas. Cuatro de ellos tienen como escenario a Haití, la malograda república de Toussaint-Louverture. A poco de estrenada la colección, la crítica padece de un entusiasmo súbito que el autor no esperaba, sobre todo porque los editores suelen insistir en que nadie lee libros de cuentos. 
Por lo visto, el aprendizaje de Fountain le enseñó a escribir en una prosa densa, lírica y abigarrada, que huye del desperdicio como de la peste. Ben pertenece a esa clase de escritores que piensa que la literatura es un proceso de intensa concentración verbal, acompañada por una profusión paralela de sentimientos encontrados. Sus protagonistas con frecuencia son americanos despistados que van a parar a sitios donde reinan el miedo y el caos, y donde padecen experiencias más o menos espeluznantes que los transforman para siempre; por ejemplo, un secuestro de las Farc.
Entrados en inevitables comparaciones, el...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Andrés Hoyos

Es columnista de El Espectador y fundador de la revista El Malpensante.

Diciembre de 2008
Edición No.93

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores