Google+ El Malpensante

Coda

El traductor de Obama

Traducción de Margarita Valencia
Mientras el mundo entero sigue atentamente cada palabra de Barack Obama, un equipo variopinto de traductores se encarga de llevar su impecable retórica más o menos intacta de un idioma a otro. El escritor peruano, voluntario de la campaña demócrata, retrata la experiencia de uno de ellos.

Ilustración de Fernando Vicente

Mi primo Mario se encontraba sentado en una cabina de sonido, observando en el monitor a la multitud que se congregaba en Grant Park, en Chicago. Él y su compañero, un español llamado Tony, traducían para NY1, un canal local de noticias por cable que transmite en español para toda el área de Nueva York.

Mario empezó a trabajar en 2003 en los juzgados estatales de Nueva Jersey, y en 2006 se trasladó a la corte federal en el bajo Manhattan, un mundo sórdido y deprimente, muy distante del brillo de la política nacional. Muchos de los traductores que trabajan en televisión vienen del teatro, pero no es el caso de Mario, cuyas labores cotidianas son muy escabrosas. Éstas incluyen ser la voz oficial en inglés de capos del narcotráfico, traficantes de poca monta, inmigrantes indocumentados que enfrentan la deportación, testigos temerosos y familiares angustiados, y también de funcionarios, abogados y jueces. Es un trabajo intelectual y emocionalmente agotador. Es su deber que cada una de las palabras de la densa jerga judicial encuentre un equivalente en español, y que el idiolecto aparentemente impenetrable de los criminales latinoamericanos se traduzca de la misma manera al inglés. Y lo suyo no tiene nada que ver con las abstracciones del discurso político: son vidas humanas las que están en juego durante un juicio, y la suerte de un acusado puede depender de una mala traducción de su testimonio.

Hace poco Mario empezó además a traducir para las estaciones locales de televisión en español, para mejorar sus ingresos: uno que otro encuentro de boxeo (para lo cual, dice taimadamente, ha tenido que aprender a cantar), traducciones simultáneas de entrevistas en inglés, cosas así. Cuando hablamos, en vísperas del Año Nuevo, Mario me confesó que la televisión exige un enfoque completamente diferente. La obligación legal es con la lengua, no con la intención, así que, por ejemplo, si un acusado analfabeto pide clemencia al juez usando la expresión española “Yo siempre he vivido al margen de la ley”, es necesario traducir la afirmación tal como fue enunciada, aunque sea evidente que el acusado ha malinterpretado su significado y que lo que quería decir es exactamen...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Daniel Alarcón

Daniel Alarcón (Lima, 1977). Está radicado en Estados Unidos y colabora con frecuencia en The New Yorker y Etiqueta Negra.

Febrero de 2009
Edición No.94

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores