Google+ El Malpensante

Juan Carlos Orrego Arismendi

Medellín, 1974

Literato y antorpólogo

Es profesor en la Universidad de Antioquia.

Breviario

Devotos de san Francisco

Juan Carlos Orrego Arismendi

Los colombianos sentimos un fervor inexplicable por Francisco Pizarro. ¿A qué se debe esa devoción que pasa por alto los actos genocidas del conquistador? [...].

Coda

Triste tópico: la muerte de Claude Lévi-Strauss

Juan Carlos Orrego Arismendi

La muerte reciente del célebre etnógrafo belga sirve como triste música de fondo para acompañar este recorrido por la antropología del siglo XX. [...].

Edición Actual

N° 198

Julio 2018

Nuestro Archivo

1 de 4

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito