SOLILOQUIOS DE UN MISÁNTROPO. 35. Sólo un adolescente, un "graffiti" y dos disparos: autoridad que asesina juventud y arte, cobardemente...”

Publicado por Raúl A.Mejía