Google+ El Malpensante

Política

El cumpleaños de China

Traducción de Patricia Torres
Casi sesenta años después del nacimiento de la República Popular, la imagen de China ante el mundo ha cambiado sustancialmente. Pero, ¿qué esconde bajo la alfombra el rutilante esplendor de la nueva superpotencia?

Ilustración de Diego Patiño

 

El hecho de que el actual gobernante de la República Popular China, Hu Jintao, sea un pelmazo será, sin duda, un alivio para la mayoría de la gente, entre otros para los mil trescientos millones de chinos. Su tan anunciado discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, en el cual prometió reducir las emisiones de dióxido de carbono “por un importante margen”, puede haber sido lastimosamente vago, pero su insípida declaración de las intenciones de China de portarse como un buen ciudadano del mundo fue mucho más tranquilizadora que las extravagantes diatribas de otros líderes autoritarios presentes en la Asamblea.

La majadería de Hu es notoria si tenemos en cuenta la intensidad de la transformación de China, que pasó, en años más bien recientes, de ser un país pobre y ensangrentado por el totalitarismo a ser una superpotencia rica (por sectores) que aspira a quitarle el liderazgo a Estados Unidos en un futuro no muy lejano. Pero tal vez su falta de carisma sea parte del juego. La República Popular acaba de cumplir sesenta años. Los primeros veintisiete años, bajo el presidente Mao, cuando murieron millones de chinos durante las múltiples purgas y los disturbios casi constantes, y decenas de millones más murieron de hambre debido a extraños experimentos económicos, fueron tan horribles que la mayoría de los chinos está bastante harta de los líderes carismáticos.

Es cierto que incluso hoy día, en la era posterior a los Olímpicos, al “hacerse rico es glorioso” de Deng Xiaoping, y a la instalación de boutiques de Prada y barras de sushi, en China todavía se ven imágenes del difunto presidente Mao colgando de los espejos retrovisores de algunos taxis en Beijing. Cada vez que las veo, le pregunto al conductor qué opina de Mao. Por lo general, la respuesta es un gesto de aprobación con el pulgar hacia arriba y un par de lugares comunes sobre “un gran hombre que unificó nuestro país”. Sí, cometió algunos errores, añaden con frecuencia los conductores, siguiendo la línea del partido, pero “fue 30% malo y 70% bueno”.

Sin embargo, la mayoría de los chinos que he conocido prefieren no recordar los prime...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Ian Buruma

Se crió en Asia y reside en Lonres. Su último libro en español se titula La creación de Japón, 1853-1964, publicado por Mondadori en 2004.

Octubre de 2009
Edición No.102

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores