Google+
El Malpensante

Iceberg

Vivamérica; Por última vez, la lista; Paisaje con figuras

Parto o cárcel; Una de traquetos y fotógrafos

Ideas, apuntes, chismes, tendencias, habladurías

Arriba: Elvira Lindo, fotografiada en Nueva York • © Cortesía de fiestadefantasmas.com

 

Vivamérica

Después del fiasco del año anterior, nos imaginamos que la Alcaldía de Bogotá desistiría de continuar el Festival Vivamérica o que al menos le haría una reingeniería a fondo, con la esperanza de que la versión 2009 fuera infinitamente mejor. Ni lo uno ni lo otro. Se decidió persistir, pero sin enmendar nada; se optó por continuar, pero dejándolo todo intacto e incluso peor. Vean ustedes si no. El boletín oficial daba como únicos datos de Elvira Lindo que era “escritora y periodista”, lo cual demuestra una pereza casi criminal en los miembros del equipo de prensa. Les hubiera bastado con entrar a Wikipedia para darse cuenta de que la señora Lindo no solo es la autora de libros infantiles más célebre de España, sino que su personaje Manolito Gafotas es tan popular como lo fue Michael Jackson el día posterior a su entierro. Con él –con Manolito, no con Michael– se han hecho películas, una serie de televisión y quién sabe cuántos libros se habrán vendido. Un personaje así necesariamente debería convocar público, es más, muchísimo público, pero resulta imposible que ello pase si el equipo de prensa actúa con negligencia y omite hasta la información más elemental.

Bueno, diría un observador externo, tal vez el boletín fue hecho a las carreras, pero a lo mejor los actos fueron magníficos. Pues no. El 7 de octubre, día de la inauguración, un miembro de esta revista fue a escuchar la charla de Mario Espinoza, el director de teatro mexicano, y se encontró con que había sido cancelada. ¿Explicaciones? Ninguna. Posteriormente, una caótica mesa reunió a la nueva directora del Festival Iberoamericano de Teatro, Ana Marta de Pizarro, a la actriz y directora Lucero Millán y al escritor y director de cine David Trueba bajo la moderación del novelista Juan Diego Mejía. Todos intentaron cumplir, pero estaba clarísimo que habían sido puestos ahí de afán y que la mesa era un invento de última hora. Amigos de confianza que fueron a otros eventos nos han dicho que la tónica fue la misma: impro...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

El Malpensante

Noviembre de 2009
Edición No.103

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Stol


Por Ibsen Martínez


Publicado en la edición

No. 209



Un documentalista examina el cielo en la ribera del Inírida, junto a los cerros de Mavecure. Con él, espera un grupo de montañistas y actores. El piloto que transporta los equipos [...]

Mirar por la rendija


Por Cristian Patrasconiu


Publicado en la edición

No. 204



Uno de los frecuentes candidatos al Nobel confiesa su necesidad de llevar diarios, esos cuadernos por donde se cuela la luz. [...]

Yo sabía...


Por Consuelo Araújo Noguera


Publicado en la edición

No. 205



Su labor como gestora cultural y ministra hizo que su ficción fuera soslayada. En este inquietante relato, una mujer le canta la tabla a cierto representante del machismo regional.  & [...]

El funeral más grande de la historia del mundo


Por Tomás Sánchez Bellocchio


Publicado en la edición

No. 211



El funeral de Michael Jackson, el 7 de julio de 2009, rebasó los 2.500 millones de espectadores. Eso lo convierte en la emisión televisiva más vista de la historia al superar en a [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores