Google+ El Malpensante

Reseñas

En la ciudad de la furia

Necrópolis. Con el ojo en las publicaciones colombianas.

El suceso que pone en movimiento las peripecias de esta narración es inquietante, y por eso mismo poderoso: un escritor colombiano residente en Roma recibe una inesperada invitación a un congreso de biógrafos que tendrá lugar en Jerusalén. Inquietante porque este personaje no ha escrito nada que lo ligue con el tema del congreso, por la oscura organización que lo cita y las condiciones generosas que le plantea, porque el tipo lleva más de dos años retirado del mundo, recuperándose de una enfermedad terrible. Estamos pues ante una trama que puede dirigir las acciones hacia muchos frentes: pinta bien.

Más adelante la novela intercala la narración de este escritor en el Congreso Internacional de Biógrafos y de la Memoria con las ponencias de algunos asistentes, que por decir lo menos son estrafalarios: José Maturana, una especie de santón tropical, miembro retirado de una iglesia gringa típica; una pornstar con rastros de intelectual de izquierda, Sabina Vedovelli; el bibliófilo francés Edgar Miret Supervielle; Moisés Kaplan, un industrial colombiano que funda un ejército de mercenarios y que cuenta en el congreso la historia de venganza de un pequeño empresario de los Llanos Orientales. Encima, Jerusalén está sitiada por una guerra, y detrás de los jardines del elegante hotel King David se escuchan cada tanto los obuses y las ráfagas de fusil. Así puesto sigue pintando bien.
 
Pero desde muy temprano llegan los desengaños. Quizá el primero sean las reiteraciones inoficiosas, tinta y tiempo desperdiciados en eventos o pensamientos que se repasan dos veces y hasta tres. En las primeras páginas el escritor ha acusado recibo de la invitación, ha recibido la confirmación, ha barajado los temas que podría tratar, y aun así insiste: “sentí, a esa hora nocturna, que por nada del mundo me perdería el congreso, que asistiría desde el primer día hasta el último”. Bien, no nos desanimamos, por la prosa que expone ese narrador podemos advertir que es algo ampuloso, y de pronto le gustará repetir algunas cuestiones. Pero las repeticiones se alternan con obviedades, y encima en tono artificioso, con lo cual el lector empieza a indignarse: “podría continuar elucubrando en aquello que subyace detrás de los libros, baúl al que van a parar los temores de tantos solitarios que, como yo, en esta noche necesitan comprender algo para decirlo a otros que no lo necesitan ni lo han pedido, o más bien para decírselo ...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Camilo Jiménez Estrada

Fue editor de 'El Malpensante', y jefe de redacción de la revista 'SoHo'. Desde 2007 administra el blog de contenido literario El ojo en la paja.

Noviembre de 2009
Edición No.103

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores