Google+ El Malpensante

Correo

Foristas anónimos; Sobre Mangabeira Unger

Los lectores opinan.

Foristas anónimos

En la Dialéctica de la ilustración Horkheimer y Adorno pusieron de manifiesto lo obvio, pero en lo que casi nadie quería reparar en ese momento: que la cultura que produjo a Beethoven, a Goethe, a Mozart y a Hölderlin produjo también el nazismo. En Modernidad, Peter Gay aborda de nuevo esta contradicción y nos recuerda el ejemplo más doloroso de todos, el de Heidegger. Es famosa la anécdota en la que Karl Jaspers increpa al filósofo por apoyar a Hitler en desmedro, entre muchas otras cosas, de la cultura. Heidegger le espeta a su interlocutor: “No es una cuestión de cultura. ¡Mire qué manos tan maravillosas tiene!”. Y respecto a la pregunta de El Malpensante –“¿por qué en los foros electrónicos la mayoría de los comentarios más soeces los dejan las personas más educadas?”– me permito ofrecer una respuesta: porque la educación formal, aunque necesaria, no garantiza nada. Porque en contra de la opinión de muchos, ser mejor lector no lo hace a uno necesariamente una mejor persona.

En cuanto a la pregunta por los representantes de las ciencias sociales (entre los que me cuento), una anécdota: durante años he sido corrector de ensayos académicos de estudiantes de último semestre de pregrado de diversas carreras, de universidades públicas y privadas de todo el país. Y mi conclusión es que salvo contadas y brillantes excepciones (un 10% aproximadamente), los mejores textos suelen venir de los estudiantes de ciencias puras y aplicadas y de los de carreras técnicas. Son estructurados, claros y concisos. Los peores: los de ciencias sociales, humanidades y artes. De nuevo, no voy a hacer generalizaciones, pero también he sido profesor de colegio y de universidad durante años y he llegado a la penosa conclusión de que buena parte de los literatos tiene el mismo perfil (que, como lo sugieren ustedes, aflora en sus intervenciones siempre anónimas en los foros de internet): suelen ser personas con serias limitaciones cognitivas (sobre todo en el área de matemáticas y razonamiento abstracto) y con poquísimas habilidades sociales (difícilmente se soportan a sí mismos), y que por presentar ese cuadro clínico se creen superiores a los demás.
 
En cuanto al malhadado corresponsal es obvio que “el absceso a punto de estallar” no es otro que el de su homosexualidad reprimida, para lo cual solo basta releer las expresiones de su correo,...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Lectores El Malpensante

Junio de 2010
Edición No.109

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores