Google+ El Malpensante

Perfil

¿A qué tradición pertenecía el Papa Juan Pablo II?

Traducción de Carolina Sanin
La imagen de “atleta de Dios” de Karol Wojtyla ha hecho difícil evaluar su pontificado. Considerando rigurosamente los hechos, el autor deja en claro cuál es la verdadera herencia de Juan Pablo II.

© The Andy Warhol Foundation. 1980. Corbis

Ahora que los medios ya no publican pródigos encomios a la grandeza indisputable de Juan Pablo II, ¿no será el momento de preguntarnos a qué tradición pertenecía este papa? Los partisanos que no estén familiarizados con la historia de la cristiandad pensarán que la pregunta es extraña. “Pues pertenecía a la tradición católica, por supuesto”, responderán. Pero es que no hay una sola tradición católica. Más bien hay tradiciones católicas, y éstas abarcan actitudes que van desde la pobreza voluntaria de san Francisco de Asís hasta la codicia ilimitada de los papas de Aviñón, desde la genial tolerancia a la diversidad del papa Gregorio Magno, en el siglo VI, hasta la egomanía de Pío IX en el siglo XIX, desde la medida sensibilidad histórica del cardenal John Henry Newman hasta la demencia desenfrenada de la Liga Católica por los Derechos Religiosos y Civiles en Estados Unidos, y desde el secretismo y las maquinaciones del Opus Dei hasta la apertura y el servicio humanitario de la comunidad de Sant’Egidio. Es más: en sus largos 2.000 años de historia, el catolicismo romano ha sido campo fértil para una inmensa variedad de tradiciones papales.

A pesar del nombre que eligió darse, Juan Pablo II tenía poco en común con sus predecesores inmediatos. Juan Pablo i duró solo un mes, pero en ese lapso se mostró como un típico italiano de tendencias moderadas. Incluso, antes de ser elegido, mandó un mensaje de felicitaciones a los padres del primer bebé probeta, haciendo con ello un gesto que llamó la atención de los fundamentalistas de la Iglesia, empeñados en oponerse a cualquier movimiento que parezca interferir con la “Naturaleza”, una construcción intelectual que poco tiene que ver con lo que el común de la gente entiende por el término. Pablo vi, a pesar de su extremada cautela, permitió el nombramiento de obispos (y especialmente de arzobispos y cardenales) que no eran en absoluto sumisos y que eran francos paladines de los pobres y oprimidos, y verdaderos representantes de las partes del mundo de donde provenían:...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Thomas Cahill

Es autor, entre otros libros, del bestseller De cómo los irlandeses salvaron la civilización.

Julio de 2010
Edición No.110

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores