Google+ El Malpensante

Música

Música de Oriente y Occidente

Traducción de El Malpensante

Sobre la Orquesta del Diván de Oriente y Occidente.

Barenboim, en un ensayo de la Orquesta del Diván de Oriente y Occidente • © Mohamed Omar | EPA | Corbis

 

El año pasado, la Orquesta del Diván de Oriente y Occidente celebró su décimo aniversario. Este proyecto, concebido por el profesor palestino Edward W. Said y el director judío Daniel Barenboim, es un experimento de la coexistencia entre árabes e israelíes. Said vivió para ver su sueño convertido en una orquesta profesional que se reúne cada verano para llevar a cabo talleres y una gira, que el 15 de agosto pasará por Colombia.

Éste es un fragmento de un texto sobre la orquesta, leído por Said en 2003, el año de su muerte.

A comienzos de 1999, poco después de que Weimar fuera designada capital cultural de Europa durante ese año, Daniel Barenboim recibió la propuesta de tocar en esa ciudad durante el verano. Barenboim y yo decidimos aprovechar la oportunidad para hacer algo diferente: audicionar a un grupo de jóvenes músicos, entre 17 y 25 años (con una excepción, un pianista prodigio palestino de diez años, mi sobrino político), provenientes del mundo árabe y de Israel. Al finalizar las audiciones teníamos la base de una buena orquesta, conformada por intérpretes de siete países árabes e Israel. Convocamos a los seleccionados para agosto de ese año. Durante tres semanas, los jóvenes fueron entrenados por Barenboim, quien dedicaba siete horas diarias a la tarea, hasta lograr hacer de ellos una admirable orquesta. Mi labor era presidir discusiones nocturnas en las que todos participaban; hablábamos de música, literatura, historia y, por supuesto, política.

En Weimar estábamos cobijados por la sombra de Goethe, el habitante más famoso que haya tenido la ciudad, quien escribió allí su obra maestra de madurez, Diván de Oriente y Occidente, un extraordinario homenaje al Islam en general y a Hafiz en particular. Su gran logro fue no solo el magnífico Diván en sí, sino también –muy convenientemente para nuestros propósitos– el uso del arte para reorganizar las polaridades a través de la imaginación; conciliar diferencias y oposiciones, no sobre una base política, sino a partir de afinidades, generosidad espiritual...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Edward Said

Activista palestino, crítico político y teórico literario.

Agosto de 2010
Edición No.111

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores