Google+
El Malpensante

Música

Luis Rovira y el primer disco de jazz en Colombia

Un afortunado hallazgo puso en manos del autor el álbum Luis Rovira Sexteto, grabado en Colombia 23 años antes de Macumbia, de Francisco Zumaqué. Éste es un retrato de los intérpretes y el disco que, hasta un nuevo descubrimiento, puede rotularse como la primera grabación de jazz en nuestro país.

 

Luis Rovira y su Orquesta en el salón de té Pasapoga de Madrid • © Archivo familia Rovira

 

I

 –¿Músico profesional desde cuándo?
–Desde los 18. Siempre tuve afición por la música y apenas terminó la Guerra Civil debuté con mi orquesta.
–¿Compositor?
–¡Hombre! Sí. Cuando se me da, cuando tengo gana...
–¿Cuántas obras?
–¡Hombre! Unas cuarenta o cincuenta. Ejemplos: “Fandanguillo en jazz”, muy popular en España; “Lágrimas en tus ojos”, “No sé quién eres”, “Cenizas”, “Un vals”, etc.
–¿Música norteamericana y española?
–Son totalmente diferentes. No tienen parangón...
–¿Le gusta la americana?
–Sí, porque en general me gusta toda la música cuando es buena, ya sea popular, ya sea clásica. La música de jazz me gusta, por la expresión que tiene.
(El Espectador, 10 de febrero de 1954)  

Álvaro Monroy, reportero de espectáculos del diario bogotano, fue uno de los pocos que se interesó por recibir con una merecida crónica al clarinetista que llegaba desde España a Cali, a finales de 1953, y un par de meses después a Bogotá.

A miles de kilómetros de su Barcelona natal, el país al que llegaba Rovira se debatía entre la intensificación del fenómeno de la Violencia, la expectativa por la llegada de un gobierno de facto y una necesidad imperante en las clases acomodadas: sacudirse de todo por medio del baile y la bohemia.

La situación no le era por completo ajena. Años antes, se había escaqueado de la primera línea de combate en la Guerra Civil. Ahora llegaba con su orquesta a un país tan convulso como lo fue la España de su adolescencia. Esperaba cumplir un contrato de once semanas, pero se quedó diez años.

El olvidado paso de Luis Rovira por Colombia es, como casi todo olvido, injusto. Si a eso sumamos el carácter precursor de muchas de sus iniciativas, la oscuridad que envuelve su periplo por nuestro país no solo es injusta sino grosera: Rovira trajo hasta estos terrenos las lecciones de swing y be-bop...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Jaime Andrés Monsalve

Jefe musical de la Radio Nacional de Colombia. Autor de tres libros sobre tango y coautor de al menos 12 más sobre jazz, rock, música clásica y otros géneros. Miembro del comité editorial de El Malpensante.

Octubre de 2010
Edición No.113

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

El gran gordo de Pésaro


Por Laura Galindo M.


Publicado en la edición

No. 206



El afamado compositor Gioachino Rossini abandonó la ópera para consagrarse a su mayor pasión: la gula. Su dedicación produjo varios nuevos platos y más de un dolor d [...]

Las hormigas


Por Germán Téllez


Publicado en la edición

No. 211



Un arquitecto que ha dedicado su vida a proteger el patrimonio construido alerta sobre cierta peste omnipresente: los turistas, capaces de inmolarse y destruir lo que haya a su paso con tal de tomarse [...]

Del aborto


Por Natalia Ginzburg


Publicado en la edición

No. 216



Dada la coyuntura en Colombia, rescatamos un texto clarividente, escrito en 1975, que hoy debería ser leído como un clásico. Su autora, una filósofa italiana, dice sin eufe [...]

La mano que le falta a mi madre


Por Rodolfo Lara Mendoza


Publicado en la edición

No. 204



Nuevas Voces. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores