Google+ El Malpensante

Literatura

Putumayo: bibliografía ilustrada

Dossier: Roger Casement y el Putumayo

Primero la quina y después el caucho hicieron del Putumayo una importante fuente de recursos, destino de viajeros, escenario de atrocidades y, por supuesto, terreno fértil para la narración. Una variada bibliografía, publicada en la época de las compañías caucheras, da cuenta de las múltiples versiones de lo que allí pasó a principios del siglo XX.

Robuchon rodeado de indios witotos fuñuñas • © Tomada del libro Imaginarios e imágenes de la época del caucho

 

Con la reciente publicación de El sueño del celta de Mario Vargas Llosa, Roger Casement se ha puesto de moda, y con razón. Hace cien años, la dilatada figura del cónsul británico andaba por nuestra Amazonía recogiendo información para su devastador informe sobre el etnocidio cauchero. Pero Casement no fue el único: desde el temprano siglo XX, viajes y denuncias iban de la mano en el Putumayo.

Aunque las incursiones blancas en la zona comenzaron desde muy temprano en la Colonia, entonces eran fundamentalmente empresas de reconocimiento y evangelización, y ocasionalmente en busca de esclavos y oro. Si bien todo esto implicó cambios importantes para las sociedades indígenas (y en particular el ingreso de los utensilios de acero), no se trató de una alteración tan dramática como aquella experimentada desde el boom de la quina hacia 1860. La demanda mundial de esta droga antipalúdica era testimonio de la expansión de los grandes imperios europeos sobre la faz del mundo. Las tropas y demás agentes de dominación colonial la requerían para ejercer sus labores ultramarinas, y la farmacéutica, por supuesto, iba a la zaga de éstas.

Por eso, desde la década de 1870 la casa comercial de Elías Reyes Hermanos, con sede en Popayán, reanudó las incursiones en las selvas del bajo Putumayo, en busca de la codiciada corteza. En 1876, uno de sus asociados, el futuro general y presidente de Colombia, Rafael Reyes, recorrió todo el río a bordo del vapor Tundama. El informe consecuente, escrito por el propio Reyes, desató el interés por la región. En la misma embarcación iba el inglés Alfred Simson, que fruto de la experiencia publicó sus Viajes por las selvas del Ecuador y exploración del río Putumayo en 1886. Tres años después de Reyes, el explorador francés Jules Crevaux remontó el río hasta su nacimiento en Cuembí, donde encontró cargueros al servicio de la Casa Reyes. Su recuento fue publicado en 1883, en el segundo volumen de sus Viajes por la América del Sur.

Y aunque la explotación quinera declinó sensiblemente a p...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Carlos Páramo

Es profesor asociado de la Universidad Nacional de Colombia e investigador de la Fonoteca de RTVC.

Diciembre de 2010
Edición No.115

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores