Google+ El Malpensante

Correo

Un debate sobre el túnel de Crespo; Sobre Bachué y la vivienda popular y Joyce y la música según Italo Svevo

Los lectores critican, exhortan, aplauden, censuran

Un debate sobre el túnel de Crespo

Soy habitante del barrio Crespo en Cartagena y comparto la preocupación expuesta por la profesora Silvia Arango en la Coda de El Malpensante 117 acerca de la construcción del túnel que ayudaría a la incorporación de la Vía al Mar (una de las autopistas que comunican a Barranquilla y Cartagena) a la ciudad.

En Crespo muchos vemos con desconfianza la construcción de esta obra y desconocemos qué intereses tengan aquellos que la defienden.

Me gustaría sugerirle a la señora Arango que promueva un debate para aclarar las numerosas dudas de la población, así ella no sea de la región. Sé que hace algún tiempo el tema fue discutido, pero ignoro con qué profundidad. Después, simplemente se dio por sentado que hacer la obra era la mejor decisión, y que los que se oponían a su construcción eran de seguro provincianos sin visión de futuro.

 

Rosemary Maciá Villanueva
 

 

Sobre Bachué y la vivienda popular

He seguido con atención la columna de Juan Luis Rodríguez en esta revista y, como colega suyo, me da mucho gusto que ponga a consideración de los lectores sus reflexiones sobre temas urbanos, estéticos y arquitectónicos. 

A propósito de “Bachué: las casas en el aire”, publicado en el número pasado, quisiera decir que si bien la vivienda de crecimiento progresivo no es igual a la vivienda autoconstruida, mencionada en el artículo, ambas configuran lo que podríamos llamar vivienda popular. La gran diferencia radica, básicamente, en las condiciones que en cada caso dieron origen a la construcción, empezando por la tenencia de la tierra. 

Ahora bien, ambas formas dan origen a la amalgama que viene configurando por más de dos décadas la versatilidad de nuestros paisajes urbanos que, al menos en este caso, el columnista divide en dos tipos: “raros” y “comunes y corrientes”. Esta mezcla ayuda a generar identidades particulares, produciendo la heterogeneidad necesaria para que haya diversidad sociocultural, sin demeritar en ningún momento los orígenes de quienes habitan estos espacios. 

¡Adelante con la columna!

 

— Eduardo Aguirre

 


Joyce y la música de Italo Svevo

Cua...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Lectores El Malpensante

Mayo de 2011
Edición No.119

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores