Google+ El Malpensante

Artículo

Nueva York 16 meses después

En el mundo hay gente muy nerviosa con la política internacional de Estados Unidos, en especial con el terrible afán que tienen Bush y sus halcones de meterse en Irak a como dé lugar. No todos see creen el cuento de que van allí a buscar armas escondidas.

Once de enero de 2003: seguirán discutiendo durante años el futuro del pozo vacío donde alguna vez estuvieron las
Torres Gemelas, y habrá propuestas horrorosas o fantásticas de jardines aéreos o lagos interiores o fortalezas amenazantes en forma de tres en línea. Pero por ahora lo único seguro es el destino de las propias torres. Los desechos de acero serán enviados del relleno sanitario de Fresh Kills, en Staten Island, al astillero Grumman, en el feudo de Trent Lott en Pascagoula, Mississippi. Allí serán fundidos y convertidos en el New York, una modernísima nave anfibia de asalto de $800 millones de dólares. En los Estados Unidos de Bush, hay que fundir todos los arados para forjar espadas.

Guerra y guerra y más guerra. Hay 150.000 soldados —muchos de los cua¬les son reservistas que han sido arrancados de su vida normal— en los alrededores de Irak, preparándose para lo que el Pentágono ya ha declarado como “el más grande asalto aéreo en la historia, con bombardeos de precisión”; acto seguido vendrá una invasión que, según cálculos de Naciones Unidas, ocasionará 500.000 muertos y heridos. Hay tropas o “asesores” en India, Pakistán, Uzbekistán, Kirguistán, Georgia, Filipinas, Colombia... y se especula que Irak no es más que una escala en el camino a Irán.

Las operaciones militares continúan en Afganistán: el costo mensual es de mil millones de dólares, en comparación con los 25 millones mensuales en ayuda humanitaria que Estados Unidos gasta allí mismo, la mayoría de los cuales se destina a pagar oficinas y funcionarios encargados de dicha ayuda o desaparece por entre las rendijas de la corrupción local. Las Fuerzas Especiales aún se pasean como Robocops acorazados y con cascos por los pueblos y por entre los cientos de miles de campesinos desplazados que tratan de sobrevivir al invierno.

Este año el presupuesto del Pentágono aumentará de 38 mil millones de dólares a casi 400 mil. El solo incremento es igual a la totalidad del presupuesto militar de China, el país que en el mundo cuenta con el segundo presupuesto militar más elevado. Entre tanto, millones de estadounidenses se han quedado sin trabajo o han padecido recortes significativos en su salario. Algunos colegios del país cerrarán un mes antes este año porque su presupuesto también ha padecido recortes, prueba adicional de la teoría según la cual los republicanos no invie...

Página 1 de 5

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Eliot Weinberger

En el 2002 Emecé publicó su libro 'Rastros kármicos'.

Febrero de 2003
Edición No.44

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores