Google+
El Malpensante

Reseñas

Réquiem por Mitteleuropa

Marai, Sandor. El último encuentro. Barcelona: Salamandra, 2001.

El 21 de febrero de 1989, un ciudadano centroeuropeo se suicidaba en San Diego, California, poco antes de cumplir los noventa años. Sus deudos (una nuera y tres nietas, todas ellas norteamericanas) adjudicaron el triste suceso al pozo de depresión en que se había sumido el anciano luego de las muertes sucesivas de su esposa y de su hijo adoptivo (el padre de las niñas) en menos de dos años. Grande fue la sorpresa de las cuatro cuando, al llegar al entierro, descubrieron un equipo de Radio Europa Libre pidiendo permiso para transmitir a Hungría los responsos de ese anciano para ellas inofensivamente anónimo, que llevaba 41 años sin pisar su tierra natal.

Casi al mismo tiempo, en unas oficinas de París, el editor y escritor italiano Roberto Calasso cedía a uno de sus vicios impenitentes y desatendía una tediosa reunión editorial para sumergirse en la lectura de un catálogo donde se ofrecían viejos volúmenes de literatura centroeuropea traducidos al francés entre 1946 y 1950. Calasso terminó levantándose de la reunión para encargar con urgencia todos los títulos que figuraban en ese catálogo de un ignoto novelista húngaro y se enclaustró en su habitación de hotel a leerlos hasta la partida de su vuelo a Milán. Meses después, en la Feria de Frankfurt, reunió en una cena a seis de sus más prestigiosos colegas europeos y dedicó las dos horas siguientes a convencerlos de que se sumaran al proyecto que se proponía llevar a cabo desde la editorial Adelphi. Fueran los legendarios postres alemanes, la elocuencia igualmente legendaria de Calasso o los nuevos aires que soplaban desde la caída del Muro de Berlín, los seis editores se embarcaron en el descabellado proyecto de reeditar poco a poco, y en los más importantes idiomas occidentales, la obra de Sandor Marai, aquel nonagenario que se había descerrajado un balazo en el paladar meses antes, en San Diego, California.

Las cosas se toman su tiempo en el mundo editorial pero, a doce años de aquella cena en Frankfurt, la quimera de Calasso se ha convertido en realidad. El ariete ha sido El último encuentro, un libro de 1942 cuya reedición no sólo ha sido ensalzada hasta el delirio por la crítica y elegida uno de los libros del año 2001 en Italia, Francia, España, Alemania, Inglaterra, Estados Unidos, Portugal y Brasil (con ventas que superan los cien mil ejemplares en cada uno de esos países), sino que amenaza con convertirse en superproducción cinematográfica en el futu...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Forn

Fundador de Radar, el suplemento cultural de Página 12. Su último libro se titula 'El hombre que fue viernes'.

Septiembre de 2002
Edición No.41

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Mirar por la rendija


Por Cristian Patrasconiu


Publicado en la edición

No. 204



Uno de los frecuentes candidatos al Nobel confiesa su necesidad de llevar diarios, esos cuadernos por donde se cuela la luz. [...]

Poemas


Por Ida Vitale


Publicado en la edición

No. 203



Ida Vitale [...]

Reina, esclava o mujer


Por Fernanda Melchor


Publicado en la edición

No. 202



Seis años después de ser nombrada soberana del Carnaval de Veracruz, Evangelina Tejera es acusada de asesinar a sus dos hijos. Los hechos que horrorizaron al puerto, y que originaron un [...]

¿Qué hacemos con los Snorkel?


Por Kyara Ortega Méndez


Publicado en la edición

No. 204



Nuevas Voces [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores