Google+ El Malpensante

Reseñas

Irremediablemente poética

Amat, Nurio. Reina de América. Barcelona: Seix Barral, 2002.

Al escoger el conflicto colombiano como escenario de su nueva novela, Nuria Amat espera, sin duda, ser malinterpretada: quiere parecer osada (en el peor de los casos, quiere parecer temeraria). Reina de América no es nada de eso. Al principio es meramente ingenua; al final, resulta autodestructiva. Su anécdota política se limita a regurgitar periódicos mediocres, y acaba reduciendo esta guerra a una curiosa mezcla de testimonios de oídas, turismo periodístico y diagnósticos prestados. Y su prosa, encargada de las observaciones inteligentes, los detalles perspicaces y la historia de amor, produce un inventario de clichés que supera con creces las bajas de la novela.

Con algo de esfuerzo, la trama abotargada de Reina de América se alcanza a distinguir a través de la maleza de los lugares comunes, de las enredaderas del mal gusto. Rat, catalana y escritora en ciernes, ha llegado a la selva colombiana, y se encuentra en medio de una guerra inextricable. “Mi viaje era una huida”, explica. Sabemos poco de ella: que lee mucho, que tiene un amante colombiano y, sobre todo, que sufre una rara debilidad por los antónimos. En tres páginas hemos aprendido que “la vida era corta y larga”, que su amante “parecía feliz y triste”, que su viaje “era amor y odio”. De ahí en adelante, el arco de su relato sobrevuela escenas de violencia inconexa, y desemboca en un clímax fílmico (y, por eso mismo, derivativo): un enfrentamiento entre guerrilleros y los otros en el sutil escenario de una cocalera. Wilson, el amante, es herido. Antes de que muera, Rat toma las precauciones que desde pequeña le han enseñado en la Escuela para Personajes de Mala Novela:

Le pregunté a Wilson si deseaba alguna cosa en especial, algo que yo pudiera hacer por él. Por ejemplo, contar lo que había visto a quien tuviera ganas de escucharme.

Y Wilson dice que sí, “pero que lo hiciera solamente si sentía la necesidad imperiosa de contarlo”. Menos mal: si dice otra cosa, nos quedamos sin novela.

Abrir Reina de América es entrar en una selva violenta en la cual acechan los guerrilleros, pero sobre todo los tópicos. He dicho entrar; en realidad, uno se siente secuestrado, y pronto empieza a pedir que lo liberen. En este mundo los ojos son “almibarados”, la gente que camina en grupo es “como un rebaño de ovejas”, un hombre contrariado tiene “chispas en los ojos”; aquí, entre grupos terroristas y fabricantes de cocaí...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Gabriel Vásquez

Recibió en 2011, el Premio Alfaguara de Novela por 'El ruido de las cosas al caer'.

Septiembre de 2002
Edición No.41

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores