Google+ El Malpensante

Música

Penny and The Quarters

Un melómano reconstruye la historia de una vieja grabación, desempolvada y convertida en éxito cuarenta años más tarde.

Una de las pocas fotos de Penny & The Quarters • © Cortesía The Other Paper

 

He seguido con atención una de las pesquisas musicales más fascinantes de este año. Se trataba de ubicar a los integrantes de un grupo que nunca publicó discos comercialmente y apenas grabó una audición en una cinta magnetofónica cuyo estuche quedó marcado con lápiz antes de perderse (casi) para siempre: Penny & The Quarters.

A finales del año pasado, una película llamada Blue Valentine (en Colombia duró pocas semanas en cartelera bajo el nombre de Triste san Valentín) incluyó como tema central de su banda sonora la canción “You and Me” del grupo Penny & The Quarters. De la película no hablo porque no la vi, pero al parecer su efecto emocional está dictaminado por esa canción, tan sencilla que abruma: una voz femenina solista y tres caballeros haciendo armonías al fondo, al estilo doo-wop de los años sesenta. Los productores cinematográficos descubrieron la grabación en los archivos del sello independiente Numero Group, que a su vez había comprado la cinta original en una venta de bodega del fallecido productor musical Clem Price.

Hasta ahí, la transacción no tiene nada de especial: se pagan unos derechos por la utilización de un track de audio y ya está. Pero resulta que la canción surtió un efecto tan embelesador que pronto se desligó del filme y, para comienzos de enero, era bajada de internet unas cien veces diarias. Frente a la obligación de pagarles regalías a los artistas, los directivos de Numero Group se estrellaron con la gran pregunta: ¿quiénes eran Penny & The Quarters? La cinta original había sido grabada a finales de los sesenta o principios de los setenta, pero no habían dejado nombre ni apellido ni dirección ni teléfono. Claramente se trataba de una audición de prueba para el señor Price, que nunca llegó a cristalizarse.

El 18 de enero de 2011 el periódico londinense The Independent cubría la historia. Entrevistaron a Ken Shipley, uno de los fundadores de Numero Group, quien afirmaba haberle hecho escuchar la canción a unas cien personas relacionadas con la industri...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Carlos Garay

Autor de la novela 'La nostálgia del melómano'. Es actualmente el realizador del programa radial 'La Onda Sonora'.

Septiembre de 2011
Edición No.123

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores