Google+ El Malpensante

Artículo

Un nuevo testamento

s

La legislación sobre el destino de la obra literaria después de la muerte del autor condensa de manera bastante simple el asunto y se limita a señalar el tiempo durante el cual el rendimiento económico pertenece a los descendientes legítimos. Esta normatividad desemboca con prontitud en ese instante en que el legado se convierte, así porque así, en patrimonio de la humanidad. Antes que un acto de justicia, parece más bien una represalia ejercida por una sociedad que suele verse zaherida por buena parte de los grandes creadores. En cierto sentido, la estulticia humana termina triunfando sobre la inteligencia y la sensibilidad del individuo. De manera análoga se podría afirmar que el diez por ciento de las ventas, suma que recibe el escritor en vida, se asemeja más a una adehala, que a un verdadero derecho nacido de la propiedad intelectual.

Más allá de la estrechez prosaica de estos códigos, el escritor debería seguir gozando de algunos derechos imprescriptibles e inalienables sobre su producción. A nadie, para empezar, se le debería permitir por ninguna razón la publicación de resúmenes o de ediciones abreviadas de una obra, así hubieran transcurrido cientos de años desde la muerte del creador. Más que una simplificación o una desvirtuación del original, el resumen entraña un fraude, pues se trata de suplantar el buen nombre de la obra con el aliciente de la facilidad. Puesto que el resultado es una obra distinta del original, debería considerarse como un plagio o como un robo intelectual encubierto. ¿Puede, acaso, entenderse el paso del tiempo como una autorización para la rapacidad y el saqueo? ¿Significa el concepto de patrimonio de la humanidad que se puede pasar de la condición de heredero a la de coautor? Es claro que algo va de convertir la obra en un bien redituable, a intervenirla, modificarla o desvirtuarla. En su significado más inocente, el resumen parte de una crítica implícita: la versión original no resulta, por alguna razón, adecuada. De modo que el resumidor, aunque carezca de méritos intelectuales y literarios, se considera en cierto modo superior al autor.

Tampoco, por razones parecidas, ningún heredero debería apropiarse del derecho de utilizar una pieza literaria como telenovela o como guión cinematográfico. Algunos grandes creadores rehúsan toda su vida la posibilidad de transmutar una novela suya en cine, pero más tarde sus descendientes pasan con facilidad de las consideraciones estéticas a la...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Jaime Alberto Vélez

Fue escritor y profesor de la Universidad de Antioquia. Escribió en El Malpensante la columna Satura durante casi cuatro años.

Agosto de 2002
Edición No.40

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores