Google+
El Malpensante

Viajes

En Buenos Aires

Letanías para leer durante la hipotética tercera fundación de la ciudad

En Buenos Aires, ...

En Buenos Aires, Bob Dylan suena en la radio, en una emisora de AM.

En Buenos Aires mucha gente lava el carro los domingos afuera de su casa.

En Buenos Aires un tipo de veintitantos conversa con su novia por Skype en un café internet. Cuando corta la comunicación está llorando. No lo disimula.

En Buenos Aires la gente discute, se altera, grita. Pero pocas veces se van a las manos.

En Buenos Aires las librerías, que son muchas, siempre están llenas de gente. Siempre.

En Buenos Aires se toma muy buen café en las cafeterías y se compra muy mal café en los supermercados.

En Buenos Aires el periódico del domingo tiene tanto que leer que te puede durar hasta el miércoles.

En Buenos Aires saben poner una mesa de manera elegante, hasta en los locales más modestos: copa para vino, copa para agua, mantel blanco impoluto, servilletas de tela, cubiertos para plato principal y entrada...

En Buenos Aires los hombres todavía usan gomina. Y seguirán usándola.

En Buenos Aires las mujeres son muy bonitas, pero los hombres lo son más.

En Buenos Aires he llegado a pensar que, si viviera acá el tiempo suficiente, hasta me voltearía.

En Buenos Aires hay muchos parques y árboles.

En Buenos Aires la cerveza tamaño personal es de medio litro.

En Buenos Aires, en el barrio de La Boca, unos niños cantan en el segundo piso de una casa vieja. Se acompañan de un bombo. Escucho con cuidado y noto que no están ensayando nanas: están aprendiendo canciones para animar al Boca Juniors.

En Buenos Aires mucha gente toma mate al final de la tarde. Por todas partes se ven personas con su bombilla y su termito.

En Buenos Aires hay muchas especies de pájaros, que cantan y cantan sobre todo al final de la tarde.

En Buenos Aires el barrio es importante.

En Buenos Aires los taxistas fuman. Dentro del carro.

En Buenos Aires se fuma mucho.

En Buenos Aires la palabra que más he oído por ahí es “boludo”.

En Buenos Aires la primera palabra que oí, justo al bajarme del avión, fue “macanudo”. Y fui feliz.

En Buenos Aires siempre hay señoras de pelo muy rubio o de pelo muy blanco en la calle, bajándose de taxis, en las cafeterías, caminando, conversando, paseando a sus perros.

En Buenos Aires hay muchos perros.

En Buenos Aires hay que tener cuidado al caminar porque las aceras, calles y parques están tapizados de caca de perro.

En Buenos Aires o&iacut...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Camilo Jiménez Estrada

Fue editor de 'El Malpensante', y jefe de redacción de la revista 'SoHo'. Desde 2007 administra el blog de contenido literario El ojo en la paja.

Diciembre de 2011
Edición No.126

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores