Google+ El Malpensante

Reseñas

Del novelista como ser humano

Experiencia • Martin Amis. Barcelona, Anagrama, 2001.

Las novelas de Martin Amis han funcionado alrededor de un principio estético, que es en su caso un principio (también) moral: el hombre ordena lo que le sucede; le impone un esquema al caos; el hombre narra. El hombre del siglo XX es el personaje de Amis, porque se enfrenta al final posible de su cultura, y además por primera vez en la historia, al final de la especie. “La línea narrativa en la vida humana ya no existe”, se quejó alguna vez (no recuerdo dónde), y uno tendría razón si dijera lo que ya se ha dicho muchas veces: que sus novelas son un intento —desesperado en espíritu, tremendamente cool en estilo— por restablecer esa narratividad que se ha topado con la guerra nuclear, de un lado, y con talk-shows y tabloides, del otro. La flecha del tiempo, Campos de Londres y Dinero pueden ser o no buenas novelas, pero hicieron de Martin Amis un buen novelista. Donde las novelas eran cínicas casi sin quererlo —en especial Dinero, en cuyo final aparece un narrador para contarle al lector que todo aquello no es más que un juego—, las memorias no admiten trucos, porque su narrador también es su autor y su protagonista. Experiencia transforma a su autor: este libro es generoso, y el lector lo termina con la sensación de que Amis ha llegado, visto y vencido, de que ha impuesto el orden y nada le ha faltado, de que es maestro de las cosas que suceden. Uno lo ve de lejos y Amis parece satisfecho: tiene en la cara una mueca de deber cumplido.

La experiencia, en el caso de Amis, se compone de un padre escritor y una prima asesinada, un problema de dientes y una hija desconocida, la pérdida de un buen amigo y las varias formas en que los seres humanos rompemos y nos separamos. “Nada, por ahora, puede competir con la experiencia —tan irrefutablemente auténtica, tan pródiga y democráticamente dispensada. La experiencia es la única cosa que compartimos por igual”. No sé si Amis tenga autoridad para teorizar sobre el poder ecualizador de la experiencia, porque lo que le ha sucedido a él no resulta de lo más cotidiano: a su padre no le gustaban sus libros, el cuerpo de su prima fue descubierto más de veinte años después de su muerte, y los periódicos de Inglaterra lo persiguieron durante semanas por gastarse su dinero en cosmética dental. Ahora sabemos que lo dental no era cosmético: sabemos que los asuntos odontológicos de Amis tienen la dignidad de cualquier tortura, y sabemos además que no hay otro escritor ...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Gabriel Vásquez

Recibió en 2011, el Premio Alfaguara de Novela por 'El ruido de las cosas al caer'.

Marzo de 2002
Edición No.37

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores