Google+ El Malpensante

Artículo

Noticias del verano

Carta de Salamanca

España es el reino de los sufijos: aumentativos, diminutivos, despectivos, cariñosos. Por ejemplo, en una parada de bus.

Evax con shalvar lipoderfré: estuve seis meses viendo la misma propaganda por la televisión y preguntándome que podrá ser shalvar lipoderfré. Evax era fácil porque los avisos de toallas higiénicas son iguales en todo el mundo, la misma nena bonitísima y el mismo mensaje: cuando uno tiene la regla hay que ir a montar en bicicleta (periodo y compresa, decimos aquí, pero lo misma da). ¿Pero el añadido tecnológico? Y hoy finalmente entendí, quizás porque no estaba viendo televisión sino que ella y yo estábamos preparando el almuerzo. Lo que dice la nena es salva slip powder fresh. Cosa que por supuesto no significa nada pero la gracia es que yo lo entendí. Como cuando descifré el padre nuestro en inglés, que sigo sin entender pero ya sé lo que dice. Sentí que finalmente había superado una barrera. Que habiendo superado esa barrera podía tener atisbos más profundos en la psique española. Que ya casi lograba el sueño de todos los viajeros (de los filológicos, de los políticos o de los de por mamar gallo) y podría entenderme con los nativos en su propia lengua. Todo eso sentí. Y después pensé que tal vez estaba viendo demasiada televisión. Así que después de almorzar con Sabrina apagué la caja y me fui a dormir la siesta, puro como si fuera española.

Ayer fui a nadar a Carbajosa. Me llevó mi vecino y casero, que lleva siete meses sin hablarme y hoy me invitó a dos cafés: uno por la mañana —durante el cual pensaba, mientras lo oía hablar sobre sus vacaciones en Cuba y el horror de Castro, qué diablos fueron a hacer estas personas a Cuba, aparte de solazarse en la miseria del pueblo cubano; y otro más por la tarde, antes de dejarme en la piscina (porque él se ofreció a llevarme a la piscina, creo que para mostrarme de pasadita las propiedades del marqués de Carabás); hablamos de los hijos y yo usé mucho un imposible plural, de esos de padres cómplices que ni siquiera uso con mis padres cómplices.

Carbajosa es un pueblitico al lado de Salamanca y ya casi Salamanca pero no del todo. Iglesita de piedra y construcciones nueveciticas, de pueblo próspero, feas, feísimas. Mi vecino tiene oficinas allá; y en Salamanca y en Zamora. Me pareció entender que había sido maestro y después su suegro se murió y él se volvió constructor rico. “Se necesita ser muy especial para dejar una plaza de profesor y met...

Página 1 de 3

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Margarita Valencia

Es editora independiente colombiana.

Septiembre de 2001
Edición No.33

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores