Google+
El Malpensante

Política

La Europa autodestructiva

Traducción de Andrea Garcés

El siglo XXI comenzó para Europa con la ilusión de un fortalecimiento político y económico a través de una unión cada vez más estrecha entre sus países. Hoy, la crítica situación de la Eurozona dibuja un paisaje muy distinto al esperado...

 Ilustraciones de Adrià Fruitós

 

El siglo XXI comenzó para Europa con la ilusión de un fortalecimiento político y económico a través de una unión cada vez más estrecha entre sus países. Hoy, la crítica situación de la Eurozona dibuja un paisaje muy distinto al esperado. En este punto, cuando la unión está causando más problemas que beneficios, la posibilidad de una desintegración parcial parece preferible al inminente caos.

Se suponía que los mejores tiempos de Europa estarían por venir. No hace mucho se creía que “el sueño europeo” era la mejor “visión del futuro”1. Europa estaba destinada a “regir el siglo XXI”2 tras crear “una forma de organización humana completamente nueva”3, algo que el mundo no había visto hasta entonces. Si Occidente –y la mayor parte del mundo– era norteamericano en el siglo XX, en el siglo XXI sería europeo. Pero no de un modo ordinario, anticuado, imperial, en el que se le dice al otro “mis valores son mejores que los tuyos”; sino de una forma abierta, reflexiva y autocrítica, en la que se le dice “tú eres tan bueno como yo o más”. Europa iba a gobernar el mundo por medio del ejemplo e iba a hacerlo con gentileza. El “poder blando” de Europa regiría al mundo sin que nadie se diera cuenta, pero de tal forma que todos salieran beneficiados. Sin embargo, todas estas suposiciones demostraron ser arrogantes: el cambio de fortuna de Europa es humillante, vergonzoso y, a lo mejor, irreversible.

¿Qué salió mal? ¿Cuándo? El momento más audaz de Europa ocurrió en algún punto entre 1989 y 1991. Durante ese corto período desapareció el comunismo en Europa central y oriental –desde Polonia, Hungría, Alemania Oriental y Checoslovaquia en 1989, hasta la Unión Soviética en 1991–, y se dio el atrevido paso hacia la consolidación de una “unión cada vez más estrecha” en Europa occidental. Veinte años después, fallas significativas en la integración económica y política han forzado a los europeos a reconsider...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Stefan Auer

Catedrático de la Facultad de Humanidades de la Universidad La Trobe en Melbourne.

Febrero de 2012
Edición No.127

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

La vida láctea


Por Karim Ganem Maloof


Publicado en la edición

No. 206



Como una larga cadena de proteínas, en este texto se cruzan la tradición familiar de preparar yogur, el triunfo de la industria láctea a nivel mundial y los inicios de la microbio [...]

Objeción literaria


Por Lina Céspedes


Publicado en la edición

No. 207



El testimonio de una abogada que se declara impedida para escribir textos que no sean correos electrónicos o conceptos jurídicos.  [...]

Ajiaco caliente


Por Kevin Nieto


Publicado en la edición

No. 206



Una receta para la sopa desencadena una persecución en la época de la  violencia bipartidista. [...]

El gran gordo de Pésaro


Por Laura Galindo M.


Publicado en la edición

No. 206



El afamado compositor Gioachino Rossini abandonó la ópera para consagrarse a su mayor pasión: la gula. Su dedicación produjo varios nuevos platos y más de un dolor d [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores