Google+ El Malpensante

Música

Releyendo a don Otto

Durante décadas, sin perderse un solo concierto, Otto de Greiff publicó semanalmente sus “Comentarios musicales” en El Tiempo. Esta minuciosa revisión de sus columnas desgrana casi cincuenta años de música en Colombia.

Goyeneche, el loquito bogotano eterno candidato a la Presidencia, quería que De Greiff fuera su ministro de Educación. Fotografía archivo Ilse de Greiff

Hace unos años, tuve la oportunidad de emprender un ejercicio que siempre había querido hacer: leer la totalidad de las columnas escritas por quien se considera el crítico musical más importante del siglo XX en Colombia. Se acercaba el centenario del nacimiento de Otto de Greiff y se me pidió participar en un coloquio en el cual varios periodistas e investigadores musicales compartiríamos nuestras impresiones sobre el maestro. De inmediato noté que, a diferencia de los demás invitados, yo nunca tuve trato personal con él. Una vez mi mamá me llevó a un concierto en la Biblioteca Luis Ángel Arango, me mostró una figura menuda en uno de los asientos de adelante y me dijo: “Ése es Otto de Greiff”; eso fue todo. Desde entonces para mí don Otto fue una cabecita calva que veía en todos los conciertos, siempre desde los asientos traseros, que son los que tienen descuento para estudiantes. Yo tenía 14 años y el maestro 85. Algunas veces estuve tentado a acercármele, pero siempre estaba rodeado de gente que parecía erudita y yo era muy tímido. La única perspectiva posible para hablar sobre él en su centenario era la de un acucioso lector.

Ya desde 1937 Otto de Greiff publicaba en el diario El Tiempo unos apuntes ocasionales sobre el mundo de la música. A partir de 1950 y hasta 1995 (con algunas interrupciones no muy significativas), convirtió esos apuntes en una columna periódica que pronto adquirió el nombre definitivo de “Comentarios musicales”. Además, escribía esporádicamente ensayos de mayor extensión para la separata Lecturas Dominicales. La totalidad de su obra periodística supera los quinientos artículos y la enorme mayoría son reseñas de conciertos. No cuento sus notas para programas de mano ni para contratapas de discos, ni sus educativas series para la radio, que merecen capítulo aparte. Don Otto dejó, para decirlo concisamente, el registro de más de medio siglo de nuestra actividad musical. Insistía en que era una actividad “magra” o “estrecha&rdq...

Página 1 de 4

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Carlos Garay

Autor de la novela 'La nostálgia del melómano'. Es actualmente el realizador del programa radial 'La Onda Sonora'.

Septiembre de 2008
Edición No.90

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores