Google+ El Malpensante

Artículo

Tiempos difíciles otra vez

Traducción de Andrea Garcés

El pasado 7 de febrero se cumplieron doscientos años del nacimiento de Charles Dickens. En tiempos de crisis, tan aciagos como los suyos, la crítica social presente en la obra del clásico inglés renueva su vigencia.

Ilustración de Fernando Glionna


Vivimos en tiempos difíciles y todo indica que pueden volverse mucho, tal vez muchísimo peores. Al menos en este momento nadie se atrevería a apostar lo contrario.

El número de niños que piden subsidios de alimentación en las escuelas norteamericanas se ha disparado; la cantidad de personas sin vivienda aumenta cada hora; quienes antes llevaban una vida próspera son ahora despedidos de sus empleos sin recibir siquiera las gracias; los jóvenes tienen problemas para encontrar cualquier tipo de trabajo, y los mendigos regresan a las calles como si hubieran estado escondidos todos estos años, esperando el momento apropiado para salir de sus guaridas subterráneas al mundo exterior.

El bicentenario del nacimiento de Charles Dickens, celebrado en febrero, no hubiera podido llegar en un momento más apropiado de la historia económica. Él fue el revelador, el verdugo y el poeta en prosa de la pobreza extrema en las ciudades –una pobreza que, como en nuestras peores pesadillas, tememos esté de regreso–.

Dickens sabía de qué hablaba. Acostumbraba caminar kilómetros por las calles de Londres, y –quizá con excepción del abogado y reformista social Henry Mayhew (1812-1887)– no ha habido un hombre más observador que él. Acusado a menudo por sus detractores de exagerar la realidad, declaró en el prefacio a Martin Chuzzlewit que él simplemente veía lo que otros no podían o no querían ver, y lo presentaba en el lenguaje más sencillo posible. Lo que para algunos eran caricaturas, para Dickens no era más que la realidad sin adornos: su obra obligaba a su época a mirarse en un espejo.

La palabra “dickensiano” está más cargada de connotaciones que cualquier otro adjetivo creado a partir del nombre de un autor, incluidos “jamesiano”, “joyciano” y hasta “shakespeariano”. Nos hace pensar en asilos para pobres, casas ruinosas con camas hechas de harapos; en escuelas sádicas con maestros explotadores que, a punta de golpes, ponen ideas absurdas en la cabeza de los niños; en los descorazonados defensores de la fría caridad; en abogados corr...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Theodore Dalrymple

Ha publicado en medios como City Journal, The Times, The Observer, The Daily Telegraph y The Spectator.

Marzo de 2012
Edición No.128

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores