Google+
El Malpensante

Artículo

Contra el periodismo cáritas

Cuatro contras

¿Debe ser el periodismo una forma de asistencialismo y los periodistas misioneros de buena fe? La autora responde con su credo, a riesgo de ser políticamente incorrecta.

Fotoilustración de Pete McArthur

 

Esto es obvio, pero además es cierto: todos los libros terminan de escribirse en la cabeza del lector. No hay dos libros iguales porque –hola Perogrullo– no hay dos miradas iguales, y eso hace de las palabras un ente infiel, arbitrario, mutante; un cuerpo que nunca se posee.

Lo que tampoco está mal, es decir: solo trae sorpresas. O al menos a mí me trajo algunas.

Cuando salió Los otros a la calle, en octubre de 2011, cada cual hizo su propia lectura. Para unos la fuerza del relato estaba en la denuncia social que podía derivarse de una historia oscura; para otros la potencia estaba en la voz narrativa; otros no se sintieron especialmente conmovidos por nada; otros agradecieron el entretenimiento sin darle gran explicación al asunto; y otros (que en realidad no lo leyeron, pero así son los trolls del blog Conurbanos) dijeron que el libro era el clásico producto intelectual de una boluda que solo viaja en el Tren de la Costa.

En cualquier caso, casi todos los lectores coincidieron en un punto: el libro tenía un pico de tensión –que es el cruce, a la medianoche, por unas vías de tren que atraviesan el Riachuelo– y dentro de ese pico había un tramo ineludible que decía así: “Soy una mujer de clase media haciendo un libro sobre pobres, las cosas como son. No quiero cruzar las vías. Quiero irme”.

Me preguntaron por estas líneas en todas las entrevistas –que tampoco fueron tantas– y las mencionaron en casi todas las reseñas –que tampoco fueron tantas– y ni siquiera digo que esté mal: digo, solamente, que me vi obligada a buscar respuestas; a pensar argumentaciones que, dado que escribo de un modo intuitivo, no tenía ni remotamente elaboradas y que –en casi todos los casos– encima debía enunciar en vivo (con las limitaciones que eso implica: hablo bastante peor que como escribo).

“Soy una mujer de clase media haciendo un libro sobre pobres, las cosas como son”. ¿Por qué escribí cosa semejante? Ahora, en la comodidad del escritorio y de la escritura, puedo pensar que esa frase es un resumen razonable de las siguientes certezas:

1. No me interesa dar una imagen de periodista íntegra, principalmente porque no creo en esa imagen: solo creo en ...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Josefina Licitra

En 2004 ganó el premio de periodismo escrito de la Fundación para un  Nuevo Periodismo Hispanoamericano con la crónica "Pollita en fuga"

Abril de 2012
Edición No.129

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

¿Poeta o profeta?


Por Rodrigo Blanco Calderón


Publicado en la edición

No. 204



Michel Houellebecq lo hizo de nuevo: en su más reciente novela predijo el presente político de Francia y la aparición de los “chalecos amarillos”. Un admirador de su o [...]

¡Dejen que reviente!


Por Thomas Vasek


Publicado en la edición

No. 204



Si alguien lo contradice, inhale, exhale y pelee. Quizás no haya una mejor forma de comunicarse. [...]

Reina, esclava o mujer


Por Fernanda Melchor


Publicado en la edición

No. 202



Seis años después de ser nombrada soberana del Carnaval de Veracruz, Evangelina Tejera es acusada de asesinar a sus dos hijos. Los hechos que horrorizaron al puerto, y que originaron un [...]

¿Qué hacemos con los Snorkel?


Por Kyara Ortega Méndez


Publicado en la edición

No. 204



Nuevas Voces [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores