Google+
El Malpensante

Reseñas

In god we trust

Tráfico (Traffic 2000)

Director: Steven Soderbergh

Guión: Stephen Gaghan

Fotografía: Steven Soderbergh (como Peter Andrews) y Jordan Alan

Edición: Stephen Mirrione

Intérpretes: Michael Douglas, Catherine Zeta-Jones, Benicio del Toro, Erika Christensen, Don Cheadle, Luis Guzmán USA Films, Estados Unidos 147'

Los Oscares entregados este año demostraron que el imperio americano no gusta de autoinfligirse golpes bajos, tipo Belleza Americana, y que era hora de galardonar de nuevo un filme políticamente correcto e inofensivo como Gladiador y dejar de lado propuestas más incómodas como Tráfico, guijarro en el zapato para las inmaculadas conciencias de los venerables e impolutos (?) miembros de la Academia, ya en hibernación hasta el próximo año.

Y si bien no podía esperarse nada distinto de la maquinaria de Hollywood, tampoco era menos lo que aguardábamos de un director tan lúcido como Steven Soderbergh, aquel joven prodigio de Baton Rouge que con su ópera prima, Sexo, mentiras y video, conquistara la Palma —y las palmas— de Cannes hace ya doce años. Y en ese lapso, otros nueve filmes hasta llegar a Tráfico. Es una filmografía diversa, usualmente reflexiva y compleja, y por eso mismo ignorada por nuestros distribuidores, que sólo se atrevieron a mostrarnos recientemente Un romance peligroso (Out of Sight) y la sobrevalorada Erin Brockovich.

La fuente original del filme es una impactante miniserie realizada para la televisión británica en los años noventa, Traffik, dirigida por Simon Moore, que describía las intrincadas conexiones del mercado de heroína, desde sus orígenes como opio en Pakistán, pasando por una cadena subterránea de distribución a lo largo de toda Europa hasta llegar a los ávidos consumidores ingleses. Soderbergh y su galardonado guionista Stephen Gaghan adaptaron la historia a la problemática de este lado del hemisferio y la convirtieron en un largometraje que, en realidad, son tres películas en una.

No se trata de un ejercicio coral, como suelen mostrarnos Robert Altman (Nashville, Short Cuts) o Paul Thomas Anderson (Magnolia). A diferencia de ese difícil tipo de cine, las historias de Tráfico corren paralelas, apenas con un mínimo contacto entre dos de ellas y al final no van a confluir, pues su propósito no es mostrar cómo los personajes se relacionan entre sí o ilustrar la enredada mecánica del destino o del azar. Una lograda edición les da una unidad temporal de la que podrían carecer, mientras un tratamiento fotográfico muy particular —con el uso de filtros, virados, distintos tipos de película y uso de cámara en mano— las separa espacialmente. Este tipo de proceso formal tan cuidadoso, que incluso desconcertó y confundi&o...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Carlos González A

Es editor de la revista Kinetoscopio y autor del libro "François Truffaut. Una vida hecha cine" (Panamericana Editorial, 2005).

Mayo de 2001
Edición No.30

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Y las palabras son esquivas


Por Arturo Charria


Publicado en la edición

No. 204



Nuevas Voces [...]

Cartapacio


Por Orlando Echeverri Benedetti


Publicado en la edición

No. 203



Cada una de estas notas es el germen de un gran texto. El autor de esta bitácora, escarbador de profesión, las ofrece para otros curiosos que, como él, quisieran escribirlos. [...]

Con la de palo


Por Fernando Sorrentino


Publicado en la edición

No. 204



En la vida como en el fútbol, las peores patadas son las que se devuelven. [...]

¿Poeta o profeta?


Por Rodrigo Blanco Calderón


Publicado en la edición

No. 204



Michel Houellebecq lo hizo de nuevo: en su más reciente novela predijo el presente político de Francia y la aparición de los “chalecos amarillos”. Un admirador de su o [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores