Google+ El Malpensante

Reseñas

Magia sin trucos

Discos

Yo no quiero volverme tan loco, Serú Girán. Sony Music, 2001

Siempre será difícil saber quién dio el primer paso para una depuración de las letras del rock en castellano. Al despuntar los años sesenta el rock sólo servía para decir cosas como “muévete nena” y ya a finales de los setenta uno encontraba un mar de grupos empeñados, como el más disciplinado de los poetas, en buscar hondura y belleza para los textos de sus canciones. No digamos que Serú Girán fue la banda pionera en estas labores líricas, porque es una teoría que se puede tumbar fácilmente. En 1995 le hicieron la pregunta a Fito Páez y respondió: “Quien inventó todo para escribir letras de canciones en castellano fue Joan Manuel Serrat. Él nos enseñó a todos”. O sea que el padre de los buenos textos en el rock ni siquiera es un rockero.

Pero hay en Serú Girán una conciencia de las palabras cuya evolución ameritaría un buen estudio. Nerviosos (como era natural) ante las posibles represalias de la dictadura, sabían que tenían que buscar una forma de decir sin decir. Su primer disco, de 1978, presentaba la invención de un idioma nuevo, que quizá ni ellos entendían: “Cosmigonón gisofanía serú girán paralía”... Dos años después, aquel primer experimento había muerto de incomprensión, dándole paso a exploraciones ingeniosas de un lenguaje más familiar. En perfecto castellano y con alevosía de niños terribles, nos prevenían contra los “jóvenes de ayer”, pintándolos como una raza de zombis que se reúnen a intrigar: “Míralos, míralos/ Están tramando algo/ Pícaros, pícaros/ Quizás pretenden el poder”. Caso curioso, pero ahí queda el testimonio: la dictadura los obligó a buscar códigos y metáforas, la represión los condujo a su particular forma de poesía.

Claro está que Serú Girán no era sólo una banda de agudos letristas. Aun cuando asociemos sus canciones con los tiempos de la censura oficial, no se les puede entender como heroicos cantantes de protesta porque eso sería una reducción. En su trayectoria de cuatro años, en sus cuatro discos de estudio, nos demostraron que la libertad de expresión tiene menos que ver con corillos de descontento que con exploraciones puramente musicales. Las letras de Serú Girán suelen ser desconcertantes, pero la fuerza está en los complejos cambios de mel...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Carlos Garay

Autor de la novela 'La nostálgia del melómano'. Es actualmente el realizador del programa radial 'La Onda Sonora'.

Junio de 2001
Edición No.31

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores