Google+ El Malpensante

Reseñas

A propósito de una trilogía

.

La caverna- José Saramago

Bogotá: Alfaguara, 2001

La caverna, la reciente obra de José Saramago, cierra el ciclo de una trilogía de la cual ya habían aparecido Ensayo sobre la ceguera y Todos los nombres. Cada una de ellas constituye una novela perfectamente independiente y autónoma que puede leerse en el orden que quiera establecer el lector. Sin embargo, cuando nos anuncian que se trata de una trilogía, resulta una clara invitación para mirarlas como un todo, así el Nobel portugués se haya apresurado a matizar su propuesta: “Es una trilogía involuntaria”.

En Ensayo sobre la ceguera habíamos descendido hasta el último escalón del infierno: la condición humana vista sin el velo embellecedor y deformante de los ojos, tal cual es. Aún no somos humanos, aún estamos en mora de llegar a serlo, es la tesis central de esta obra inquietante. Lo inhumano es lo actual, lo humano es apenas una posibilidad que podemos alcanzar. Una esperanza que, como en casi todas sus obras, se encarna en una mujer. En el Ensayo será la mujer del médico la que sostenga y redima hasta el final aquel mundo al borde de la aniquilación.

En Todos los nombres, el tema había sido la identidad. Don José, un burócrata insignificante y pusilánime, por azar (aunque tal vez es impropio llamar azar a ese hecho decisivo que siempre modifica el destino de sus personajes y que llega a tener las connotaciones de una epifanía o una revelación) se ve embarcado en una aventura casi épica para su oscura condición: crear de un marchito expediente de registro a una mujer con una vida concreta, con un pasado y una historia. La identidad, desde luego, pero también su contraparte: el otro. Don José, el hombre que es casi nada, que sólo podía creer en la existencia de personas famosas que eran “alguien”, sueña, inventa y delira a un ser anónimo. El infierno son los otros, había dicho Sartre. Y nuestra salvación, replicaría el personaje de esta novela que le da un sentido a su vida a partir de la experiencia del otro.

¿Cuál es el asunto de La caverna? El trabajo y el neoliberalismo. La fragilidad de la vida bajo el nuevo capitalismo totalitario. La nueva enajenación de la realidad virtual, la nueva ideología —y como toda ideología, es una falsa conciencia: Saramago no ha dejado de ser marxista— a la que es necesario criticar ...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Luis Fernando Afanador

Abogado con maestría en literatura.Codirigió el programa Librovia de la Alcaldía Mayor de Bogotá y fue editor de Semana Libros. Poemas suyos han aparecido en diversas antologías y en 1996 fue finalista en el Premio Nacional de Poesia.

Marzo de 2001
Edición No.29

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores