Google+
El Malpensante

Política

Un holograma para presidente

Traducción de Aurelio Major

Los políticos se caracterizan por sus vaguedades e incoherencias. Pero el caso de Mitt Romney en Estados Unidos es mucho más inquietante. ¿Sabe alguien con exactitud qué piensa ofrecer a sus posibles electores? 

Ilustración de Brian Taylor

 

Pobre Mitt.

Es por defecto el candidato republicano a la Presidencia, la opción menos mala entre una manada de insólitos personajes que parecen sacados de reality shows o de las novelas de Thomas Pynchon, pero no lo han mimado lo suficiente, ni siquiera en su propia coronación. Solo el 27% de los estadounidenses cree que es un tipo “simpático” (el 61% cree esto de Obama). En la televisión proyecta una extraña mezcla de satisfacción e incomodidad en el trato con la gente, lo cual podría poner en entredicho su infalible rectitud. En una vida anodina dedicada a amasar una fortuna, las únicas anécdotas conocidas son crueles: encabezó a una manada de matones de su bachillerato y él mismo cortó la larga melena de un suplicante y lloroso estudiante gay, y puso al perro de la familia en una caja sobre el techo del coche durante un viaje de doce horas a Canadá. (Sus cinco hijos se dieron cuenta de que algo andaba mal cuando vieron diarrea derramada por la luna trasera.) Incluso ni Ann Romney, a quien que se le encomendó la tarea de “humanizar” a Mitt en la noche inaugural de la Convención Republicana, pudo citar una sola anécdota cálida o divertida de sus 43 años de matrimonio. Un comentarista lo ha comparado con el príncipe Carlos en una ceremonia de bienvenida en Nueva Guinea: mantiene inmutable su media sonrisa, pero no tiene idea de por qué los nativos están entusiasmados.

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Eliot Weinberger

En el 2002 Emecé publicó su libro 'Rastros kármicos'.

Septiembre de 2012
Edición No.134

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Diario de una residencia


Por Fernanda Trías


Publicado en la edición

No. 203



¿Cuáles son las penurias y bondades de una residencia artística en la célebre Casa de Velázquez, en Madrid? Una escritora uruguaya relata, atenta al Mundial  de [...]

Yo no maté a Rubén Blades


Por Daniel Centeno Maldonado


Publicado en la edición

No. 204



Perfil del abogado, ministro y cazador de zombis que revolucionó la salsa. [...]

La muerte de un funcionario público


Por Anton Chejov


Publicado en la edición

No. 202



Lean este cuento con una bufanda puesta [...]

Un poeta de vacaciones


Por Juan Manuel Roca


Publicado en la edición

No. 204



Un veterano trabajador del lenguaje saca a pasear a la musa. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores