Google+
El Malpensante

Portafolio gráfico

Tipos latinos

Quinta bienal de tipografía latinoamericana

Contrario a lo que podría pensarse, el diseño de letras no es solo una invención que importamos del otro lado del océano. La Quinta Bienal de Tipografía Latinoamericana muestra la generosa y excelsa producción del continente en este campo.

En 1539, Juan Pablos llegó a México proveniente de Sevilla, España, con la misión de fundar la primera imprenta de América. El taller trabajaba en un comienzo con diseños de grabados enviados desde Europa y retocados en México. En 1551, la contratación de Antonio de Espinosa –considerado por algunos el mejor diseñador de caracteres del siglo XVI– impulsó un innovador proceso de diseño tipográfico original, que integraba romanas y cursivas en la búsqueda de tipos auténticamente americanos.

 

Hoy, la Quinta Bienal de Tipografía Latinoamericana confirma cuánto camino ha recorrido desde entonces el diseño de letras en esta parte del mundo frente a la tradicional escuela europea.  En una nueva edición de la muestra, que se realiza cada dos años desde 2004, los miembros del jurado escogieron 76 proyectos entre más de cuatrocientos trabajos inscritos en las categorías de la convocatoria: Título, Texto, Familia, Diseño, Experimental y Misceláneas. La selección final contó con una nutrida participación de tipógrafos de Argentina, Brasil, México, Chile, Venezuela y Colombia. Este año, como reconocimiento a la calidad de un trabajo singular, la mención de excelencia fue otorgada a la familia Alegreya ht Pro, creada por el argentino Juan Pablo del Peral.

 

 

 

Trece países fueron sede de la muestra, que estuvo expuesta en Bogotá entre el 9 y el 25 de agosto, en el Claustro de San Agustín. Durante estos días, el público pudo asistir a talleres, visitas guiadas y conferencias, con la presencia de invitados internacionales como el venezolano John Moore, el argentino Alejandro Paul y los mexicanos Gabriel Martínez Meave y Raúl García Plancarte.  Fue una oportunidad para conocer, gracias al estudio y dedicación de consagrados tipógrafos, de estudiantes interesados en este campo y de jóvenes arriesgados en la experimentación, las encarnaciones contemporáneas de lo que Juan Pablos y Antonio de Espinosa comenzaron hace ya casi quinientos años.

 

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

El Malpensante

Julio de 2012
Edición No.132

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores