Google+
El Malpensante

Literatura

Octavio Paz, redentor

La publicación de Redentores, el útlimo libro de Enrique Krauze, ha desatado numerosas polémicas a lo largo y ancho de América Latina. A partir de esta obra, Roger Bartra analiza el peculiar caso del Nobel mexicano, quien –luego de abandonar su militancia comunista de juventud– osciló entre un liberalismo de tono menor y una obstinada fe en la redención revoluciónaria

© William Coupon | Corbis

 

En la historia de las ideas del siglo XX hay momentos fascinantes que marcan la transición de algunos escritores y pensadores revolucionarios a una condición diferente y difícil de definir. La nueva condición puede ser liberal, utópica, libertaria, posmoderna o religiosa. Esta conversión ocurre generalmente en los momentos en que la tensión o la crisis política motivan a muchos intelectuales a meditar sobre su responsabilidad y su participación en los flujos políticos y sociales.Enrique Krauze, en su magnífico libro Redentores (Debate, México, 2011), se ha propuesto, entre otras cosas, examinar algunos de estos procesos de conversión o escudriñar los motivos que bloquearon la transición. Se trata de una colección de biografías de pensadores y líderes latinoamericanos; cada una es una pieza vívida y crítica, impregnada de entusiasmo personal por las ideas y los hechos. La prosa de Krauze es lúcida y la narrativa es apasionante. Le interesa, en algunos casos, observar el tránsito entre el comunismo y el liberalismo. ¿Cómo se pasa de la redención a la democracia? ¿Cómo se renuncia a la revolución para abrazar el liberalismo? ¿Qué es lo que detona el desencanto? La presencia o ausencia de este proceso de transición ha sido ampliamente discutida e investigada, especialmente en Europa. La vida y la obra de intelectuales como André Gide, Arthur Koestler, Jean-Paul Sartre, Jorge Semprún, Ignazio Silone y muchos otros han sido examinadas largamente. ¿Qué sucede en el espíritu de una persona que abandona alguno de los grandes mitos del siglo XX ligados a la redención, como el comunismo, el marxismo, la revolución, la liberación nacional o el hombre nuevo? Para reflexionar sobre este problema me referiré al largo capítulo que Krauze dedica a Octavio Paz, el más extenso y emocionalmente comprometido de todo el libro. No dejaré de mencionar algunas experiencias personales, pues he estado implicado en este proceso complejo de abandonar el mito de la revolución.

 

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Roger Bartra

Agosto de 2012
Edición No.133

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Cuba: final de la utopía


Por Joaquín Villalobos


Publicado en la edición

No. 221



El fervor religioso que caracteriza al cristianismo se trasladó a los mesías, profetas e instituciones de la Revolución cubana. El infierno capitalista y el paraíso comunis [...]

El lado húmedo de la Luna


Por Juan Carlos Garay


Publicado en la edición

No. 218



Cuando Neil Armstrong puso un pie en ella solo levantó polvo pero, siglos atrás, un paisajista florentino registró los numerosos ríos y lagos de nuestro único sat&ea [...]

La herencia de la abuela


Por María Alejandra Barrios


Publicado en la edición

No. 212



Un cuento de la iniciativa Nuevas Voces. [...]

El acordeón en las letras del Caribe colombiano


Por Ariel Castillo Mier


Publicado en la edición

No. 205



Desde su primera aparición en prensa en el último cuarto del siglo XIX, el acordeón no paró de coquetear con las mejores plumas de la región, presentándose co [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores