Google+
El Malpensante

Columna

Tatuajes y amor

En varios momentos y lugares, las prostitutas han conservado en su piel las huellas de amores y desamores con sus clientes. ¿Qué se puede leer detrás de esas marcas?

Algunos tatuajes de prostitutas, hallados en los estudios de Le Blond y Lucas

 

Alexandre Lacassagne (1843-1924) fue un toxicólogo y médico legista francés. Promotor de la antropología criminal en la línea de Lombroso, se especializó en el estudio de los tatuajes, y dos de sus discípulos, Le Blond y Lucas, se interesaron por los de las prostitutas. Aunque común en ciertos grupos masculinos de la época –militares, marinos y criminales–, la práctica era excepcional entre mujeres. Se consideraba “un indicio nefasto sobre la moralidad del sujeto”. 

Luego de analizar los dibujos que calcaron directamente de la piel de unas treinta prostitutas, Le Blond y Lucas identificaron dos circunstancias que llevaban a esas mujeres a marcar sus cuerpos. La primera era cuando bajo la influencia de un individuo también tatuado y “jurando amor y fidelidad eterna” se dejaban grabar el nombre o las iniciales por el mismo amante. La segunda, menos frecuente, era al sucumbir ante la retórica y el álbum de muestras de un tatuador profesional en algún café.

 

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Mauricio Rubio

Columnista de El Malpensante y La Silla Vacía. Es investigador de la Universidad Externado de Colombia.

Octubre de 2012
Edición No.135

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Y las palabras son esquivas


Por Arturo Charria


Publicado en la edición

No. 204



Nuevas Voces [...]

La parranda tiene nombre, se llama Roberto -El turco- Pavajeau


Por Luis Felipe Núñez


Publicado en la edición

No. 205



La sombra de un árbol es el escenario perfecto para este concierto de historias. En las del Turco florecen –casi siempre de parranda– los nombres de intérpretes legendarios, [...]

Mirar por la rendija


Por Cristian Patrasconiu


Publicado en la edición

No. 204



Uno de los frecuentes candidatos al Nobel confiesa su necesidad de llevar diarios, esos cuadernos por donde se cuela la luz. [...]

La sed del ojo


Por Pablo Montoya


Publicado en la edición

No. 204



La primera novela del escritor colombiano transcurre en tiempos en los que la fotografía erótica atentaba contra las buenas costumbres y los “pornógrafos” eran persegu [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores