Google+
El Malpensante

Reseñas

Carlos Prieto: 5.000 años de lenguaje y una vida de música

s

Invitado Festival Malpensante 2009

 

Cinco mil años de palabras
Carlos Prieto
FCE
México, 2006.
 
 
Nota: lo que sigue no es, en el sentido estricto, una reseña. Para empezar, no fue pedida por la redacción de El Malpensante, sino que se escribió para la presentación del libro durante la pasada feria del libro de Bogotá. Sin embargo, decidimos incluirla aquí dado el interés que tienen tanto el libro como el propio texto.
 
 
En una época de especialización obsesiva, en que la búsqueda de la perfección exige concentrar todos los esfuerzos en el desarrollo de una sola actividad, es una sorpresa agradable tropezar con esos extraños personajes capaces de moverse con fluidez en diferentes disciplinas. Figuras como Cocteau, Tagore o Kundera, que han sido grandes creadores literarios y excelentes músicos, o historiadores y filósofos, que son compositores o buenos intérpretes, como Eric Hobsbawm o Theodor Adorno, son por lo menos descrestadoras, para usar un término que no sé si es usual en el español mexicano, pero aparece usado en Colombia hace más de 100 años.
 
Por eso, quiero comenzar esta presentación recordando mi sorpresa al enterarme de que Carlos Prieto, el excelente violonchelista mexicano al que conocía por sus presentaciones en la Biblioteca Luis Ángel Arango y por haber grabado, fuera del repertorio clásico del instrumento, una obra de la colombiana Claudia Calderón, no sólo era un notable músico y escritor, sino un matemático de nota. La editorial me mandó, junto con Las aventuras de un violonchelo y Cinco mil años de palabras, el libro de historia de las lenguas que hoy comentamos, dos volúmenes de matemáticas, entre ellos un avanzado estudio de topología. Leí con mucho placer Las aventuras de un violonchelo, que entrelaza con ingenio la vida del autor con la historia de su maravilloso Stradivarius y con las aventuras de su música, y me enteré de los estudios de ingeniería y de otras actividades insólitas de Prieto. Seguí después con el libro de topología, y tras varias horas de intentar entender sin mayor éxito los argumentos y ecuaciones, me entraro...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Jorge Orlando Melo

Fue director de la Biblioteca Luis Ángel Arango. Ha publicado, entre otros títulos, Bibliotecas y educación.

Junio de 2007
Edición No.79

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Supermoro y la kriptonita brasileña


Por Mariana Toro Nader


Publicado en la edición

No. 203



Sérgio Moro, el osado juez que procesó a Lula da Silva y reveló un entramado de corrupción de alcance latinoamericano, decidió colgar la toga y unirse al que la izqu [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Sándor Márai


Por Mauricio Polanco Izquierdo


Publicado en la edición

No. 202



Un académico colombiano viaja a Hungría para lograr terminar el encargo de un ponzoñoso editor: un perfil de un fenómeno editorial póstumo, un autor desdeñado [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores