Google+
El Malpensante

Poesía

El poema malcriado

Además de ser el hombre de confianza del general Torrijos, José de Jesús Martínez, "Chuchú", era poeta. Así lo demuestra en estos versos dedicados "A Lisi", el gran amor de Quevedo.

José de Jesús Martinez, el más panameño de los panameños, el mejor amigo del general Torrijos, era nica. Pero desde muy pequeño había escogido vivir en Panamá. Y cuando sus 150 kilos se subían a su Harley-Davidson, vestido descuidadamente, con una barba canosa que apenas disimulaba sus rasgos negroides (él se decía indio), nada de ese aspecto exterior denunciaba que este sargento de la Guardia Civil era doctor en matemáticas de la Sorbona, filósofo de la Universidad Complutense de Madrid, ganador del Premio Nacional de Teatro en España por su obra La perrera, autor de más de cuarenta libros, profesor de filosofía marxista en la Universidad de Panamá, y karateca que presumía, entre copa y copa de vino (era un experto catador), de haber olvidado cuántas veces se había casado, aunque creía tener solo una docena de hijos. Pero si en Panamá uno hubiera preguntado por José de Jesús Martínez, pocos habrían sabido de quién se trataba. Todos lo llamaban Chuchú.

Un día de 1976, Graham Greene llegó a Panamá con la idea de escribir un libro sobre Torrijos, Getting to Know the General, y acabó escribiendo, sin cambiar el título, más que todo sobre el sargento Chuchú. Según Gabriel García Márquez, que los conoció bien a ambos y gozó de la conversación y los poemas de Chuchú, el general le sacaba el cuerpo a su amigo Greene porque su inglés era muy deficiente, y entonces se lo endosaba a su sargento, amigo y guardaespaldas, que hablaba seis idiomas, incluyendo el inglés y el latín. Y agrega el mismo Gabo (y no se sabe si esto es historia o invención de novelista), que Torrijos vistió a Graham de general, le dio pasaporte diplomático panameño y lo llevó a Washington como parte de su comitiva, a la ceremonia del tratado de septiembre de 1977, que con la firma de los presidentes Torrijos y Carter reemplazó el oprobioso Tratado Hay-Bunau Varilla y le devolvió a Pa...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Guillermo Angulo

Fue director del periódico 'Ciudad Viva' y actualmente regenta la Orquidiócesis de Tegualda.

Diciembre de 2012
Edición No.137

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

El festival internacional de cine sin Cartagena


Por Teresita Goyeneche


Publicado en la edición

No. 203



¿Por qué uno de los eventos cinematográficos más longevos e importantes de Latinoamérica no promueve el trabajo de realizadores de Cartagena, la ciudad que le sirve [...]

Poemas


Por Jacques Prévert


Publicado en la edición

No. 202



Tríptico  [...]

Yo no maté a Rubén Blades


Por Daniel Centeno Maldonado


Publicado en la edición

No. 204



Perfil del abogado, ministro y cazador de zombis que revolucionó la salsa. [...]

Ida Vitale no subestima a sus lectores


Por César Bianchi


Publicado en la edición

No. 203



Con una sonrisa pícara y unas salidas lúcidas, la poeta uruguaya responde con precisión filuda las preguntas de otro inoportuno periodista atraído por la miel de los premio [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores