Google+
El Malpensante

Música

José María Peñaranda: ¡La mondá pelá!

Pese a ser reconocido por haber compuesto "Se va el caimán", quizá el aporte más significativo de Peñaranda haya sido darle rango estético al descaro y la procacidad. 

Este artículo hace parte del dossier Músicas prohibidas.

Carátula del disco Lo mejor de peñaranda, vol. 2, Teca records • © Cortesía Jaime Andrés Monsalve

 

Como el resto de Barranquilla y  del  Atlántico y de la Costa Caribe, el barrio Boston es un lugar donde lo normal en la época navideña es el jolgorio. En una ciudad que desde la década de los setenta acogió los ruidosos picós como parte de su paisaje urbano, nadie pelea porque un vecino se ha entregado a cantar vallenato a todo lo que da el gaznate. Por eso, no pudo ser menos que de asombro la reacción de José María Peñaranda cuando una vecina iracunda acudió a increparlo a su casa, en la carrera 44, porque su marido iba a ser multado “por culpa de La Ópera del Mondongo”.

Era la Nochebuena de un año cualquiera de la década de los noventa, según recuerdos de algunos familiares del músico. La vecina, visiblemente alterada, exigió al compositor, octogenario ya –había nacido en 1907–, que se apersonara de la sanción económica, pues la pieza indecorosa con la que su esposo celebraba las fiestas de fin de año, a grito herido, era de su autoría. Mientras tanto el agraviante seguía en casa, de trago hasta el copete, desgañitándose con el coro: Ay mija, esa es la mondá, / ay mija, la mondá pelá.

 

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Jaime Andrés Monsalve

Jefe musical de Radio Nacional de Colombia y coautor del libro 'Jazz en Bogotá'.

Diciembre de 2012
Edición No.137

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Al diablo con Cali


Por Kurt Hollander


Publicado en la edición

No. 213



La capital del Valle, presidida por un Cristo Rey, es regida de día y de noche por el mismísimo Belcebú, que campea a sus anchas por los burdeles y el estadio de fútbol. [...]

La puerta abierta


Por Eduardo Halfon


Publicado en la edición

No. 207



Esta breve nota recuerda que el suicidio está siempre disponible para quien no se sienta a gusto con la vida.  [...]

Mi yo montuno


Por Harold Muñoz


Publicado en la edición

No. 212



Un hombre va al barbero para que le muestre su yo exterior.   [...]

De la amistad


Por


Publicado en la edición

No. 204



Celebremos al padre del ensayo, Michel de Montaigne. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores