Google+
El Malpensante

Dossier Portugal

Pornografía Erudita

Adaptación de Héctor Abad Faciolince

La virgindad de madalena, la virgindad de amelia, modo de amar y la máquina de hacer españoles

© Cortesía Editorial Alfaguara

 

Cansado de ser rotulado como “el escritor que firma y escribe solo en minúsculas”, desde la publicación de su novela O filho de mil homens, en 2011, Valter Hugo Mãe dejó atrás ese reconocido rasgo de estilo. Lo que aún conserva al momento de firmar es el seudónimo “Mãe” –en lugar del apellido Lemos–, con el que hace referencia al sentimiento de protección incondicional que las madres guardan por sus hijos y los escritores por sus obras, “una utopía, la ilusión de estar creando algo tan valioso como una vida, algo imprescindible”.

El escritor angoleño, nacido en 1971, ha publicado cinco novelas y más de diez volúmenes de poesía. Entre las primeras se cuenta o remorso de baltazar serapião, ganadora del Premio Literario José Saramago en 2007, y a máquina de fazer espanhóis, homónima de uno de los poemas de esta selección. Buena parte de sus libros de poesía fue agrupada en 2008 en la antología titulada folclore íntimo, una colección que reúne temas políticos, recuerdos de amores adolescentes, la desesperanza ante la larguísima recesión lusitana y fragmentos de su pornografía erudita, lenguaje privilegiado de unos pocos.

Entre los territorios donde se mueve –el arte, el rock (como vocalista de una banda), la novela y la poesía–, Valter Hugo Mãe tiene claro el lugar al que pertenece: “Soy un novelista que comenzó con la poesía y que, de algún modo, todavía no quiere dejar de ser poeta”.

la virginidad de madalena
de noveno, escuela secundaria josé régio, vila do conde, ochenta y siete

no te levantes la falda mientras te observo
sería demasiado peligroso si se
me hiciera imposible resistirte

ya he visto el modo en que
pasas por la calle echándole ojo a
la ventana de mi ansioso cuarto

ya tengo la sospecha de que, ansiosa,
quieres que tu cuerpo acontezca
esplendorosamente junto al mío

y tan solo no te he tocado todavía
porque me seduce la cercanía de la
primavera y la idea de esperar

conozco un campo repleto de
flores, era allá que te quería desnuda,
la falda en el suelo para que no te ensucies

y dios quiera que no sepas casi nada,
pues más me gustaría poder enseñarte
cosas pequeñas que te parezcan descomunales


la virginidad de amélia
de primer año, derecho, univ. moderna, oporto, noventa

acepta este libro, diría, más bonito
que los otros, encontrarás en él
imágenes, sí, imágenes que quizá te
sorprendan. pero no te asustes
repara en la naturaleza de las cosas, en cómo
es tan común tropezarnos con estas ideas
y tal vez entiendas

hay una pornografía erudita hecha
para personas como nosotros. una cosa así entre
el querer hacer, la aflicción espiritual
y el amor eterno

ven acá después. te juro que a las
cinco en punto de la tarde no hay nadie
en la casa de mis padres

 

modo de amar

prometo serte fiel si me lo fueres
también. no es muy seguro que me lo llegues a
ser. por eso, desde ya te lo perdono

prefiero empezar así para el resto de la
vida. así, con los ojos abiertos a la
frustración y tal vez a la vulnerabilidad

no estoy previendo nada concreto, créeme,
no tengo ojos para otras chicas,
solo lo digo así porque es verdad

que tarde o temprano hemos de encontrar
en los otros motivos de inusitado
interés. y por lo tanto, digo,

más vale que acordemos un amor
que se sobreponga al futuro, un amor, pues,
que tenga conocimiento del futuro

y no esperar más nada, sino la
verdad. la decadente verdad que
llegará apenas después de los primeros besos


la máquina de hacer españoles

una máquina que transformara portugueses en
españoles, impecable, infalible, perfecta, ellos
entrando por un lado pálidos y esmirriados, saliendo
por el otro colorados, hinchados de narices
prominentes y orgullo, una máquina que fuera tan sabia que,
en el momento de decidir cada cosa, pordebajeara
siempre a portugal y pusiera en la cima el esplendor del país
vecino. coger esa máquina, saber quién la inventó
y darle por el culo hasta que desfallezca exhausto.
enviar una relatoría detallada a todo el mundo, alardear
con entusiasmo de la satisfacción de quien, ni siquiera
por testarudez, espera el regreso de don sebastião


Tomados del libro folclore íntimo (2008)

Página 1 de 2

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Valter Hugo Mãe

Autor de la novela 'o remorso de baltazar serapião', condecorada con el Premio José Saramago.

Abril de 2013
Edición No.140

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Lo que el abrazo abarca


Por Juan Miguel Álvarez


Publicado en la edición

No. 202



Una mujer desplazada por la guerra coincide con un exparamilitar en un centro de reconciliación del Caquetá. Ahí donde también se suman ahora exguerrilleros, se miran, se m [...]

Instrucciones para escribir un cuento de Marvel Moreno


Por Lina Alonso


Publicado en la edición

No. 204



Sígalas y tal vez pueda convertirse en protagonista de la próxima polémica literaria. [...]

La hija del Caribe


Por María Paz Ruiz Gil


Publicado en la edición

No. 203



Dossier de Ficción [...]

Raúl le aúlla a la luna


Por Fernando Herrera Gómez


Publicado en la edición

No. 204



Sobre Gómez Jattin [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores