Google+ El Malpensante

Poesía

Dos poemas de Seamus Heaney

Joe Broderick

Ruptura en mitad del semestre y una llamada.

 

Ruptura en mitad del semestre

1

Me quedé sentado toda la mañana en la enfermería
Contando las campanadas que doblaban para fin de clases.
A las dos, los vecinos me condujeron a casa. 

En el pórtico encontré a mi padre llorando
–Siempre había sido tan valiente en los entierros–
Y el buen Jim Evans repitiendo: duro golpe, muy duro.

El bebé gorjeó alegremente meciendo su coche
Al verme entrar, y me ruboricé
Cuando los viejos se levantaron a ofrecerme la mano 

Y el pésame, y a decir que sentían mucho mi desgracia.
Los susurros informaron al visitante que yo era el mayor,
Que estudiaba en el internado, mientras mamá tomaba mi mano 

En la suya, tosiendo suspiros iracundos y sin lágrimas.
A las diez llegó la ambulancia con el cadáver
Vendado por la enfermeras, la sangre ya restañada. 

Al otro día entré a su habitación. Copos de nieve
Y velas sosegaban todo al pie del lecho, lo vi
Por primera vez en seis semanas. Más pálido ahora 

Luciendo un moretón amapola en la sien izquierda,
Tendido, como en su cuna, en una caja de apenas cuatro pies.
Sin cicatrices feas; el parachoques lo había tirado lejos. 

Una caja de cuatro pies, un pie por cada año.

 

Una llamada

2


“No cuelgue”, dijo ella. “Salgo y lo traigo.
El tiempo aquí está tan bueno que aprovechó
Para desyerbar”.
Así que lo vi
Arrodillado al pie de los puerros
Tocando, examinando, separando
Un tallo del otro, arrancando suavemente
Todo lo que no fuera delgado, débil y deshojado,
Satisfecho al sentir romperse las raicillas de la maleza,
Pero un tanto arrepentido también… 

Luego me encontré escuchando,
Amplificado, el solemne tic tac del reloj en el zaguán,
Donde el teléfono descansaba solitario en una calma
De espejos y luminosos péndulos… 

Entonces me encontré pensando: si hoy fuera como ayer
Así vendría la Parca a llevarse a Todo Hombre. 

Al instante me habló y casi le dije que lo amaba. 

Página 1 de 1

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Seamus Heaney

Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1995. Es el autor de ´Muerte de un naturalista´, ´Norte´ y ´Luz eléctrica´.

Septiembre de 2013
Edición No.145

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores