Google+ El Malpensante

Literatura

Del crítico literario como verdugo

Dos ensayos sobre Marcel Reich-Ranicki

Marcel Reich-Ranicki se hizo muy reconocido entre el público alemán como presentador de El Cuarteto Literario, programa de televisión en el que vapuleaba los libros que pasaban por sus manos. Tras su muerte, el pasado 18 de septiembre, ese oficio de lector implacable pierde uno de sus últimos representantes icónicos.

 

  

Ilustración de Juan Pablo Gaviria

 

La tarea del crítico debe ser firmar certificados de defunción, pero no por eso podemos llamarlo asesino.
En Los abogados de la literatura

 

A finales del siglo XX Alemania tuvo un golpe de suerte. Las listas de los libros más vendidos se vieron invadidas durante todo un año por Mi vida, la autobiografía de Marcel Reich-Ranicki. El más implacable crítico literario alemán había escrito una historia de su vida destinada a hipnotizar al país, pero el golpe de suerte no provino exclusivamente del hecho notorio de que un hombre de letras con derecho incontestable al pedestal de mármol estuviera acampado en los primeros puestos de la lista de los más vendidos. Provenía también del hecho de que fuese judío. Una gran parte de la historia que contaba tenía que ver con los caprichos del destino que le habían permitido sobrevivir a la era nazi. Pero el hecho de que, contra toda expectativa, el siglo más temible de la historia alemana hubiera concluido con un acto de redención también se convirtió en parte de la historia alemana. En ese momento ya habían nacido nuevas generaciones que arrasaban las librerías en busca de información sobre los crímenes cometidos por sus antecesores. Oficialmente el antisemitismo había llegado a su fin en 1945 y en el 2000 se podía afirmar que culturalmente estaba acabado; quizás quedaban rastros, pero no se podía afirmar que dominara la cultura. En el asiento del conductor iba un judío. Fin de la historia.

 

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Clive James

Es conocido por su autobiográfica 'Unreliable Memoirs' y sus programas en la televisión inglesa.

Octubre de 2013
Edición No.146

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores